www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Hay que frenar con urgencia la quinta ola

EL IMPARCIAL
lunes 05 de julio de 2021, 11:04h

Se ha demostrado la inutilidad del “todo” o “nada” de Pedro Sánchez para combatir la pandemia. El todo, porque los confinamientos y toques de queda atentan contra los derechos fundamentales; el nada, porque decae la precaución de los ciudadanos y se disparan los contagios.

Con la masiva vacunación activada por las Comunidades, la incidencia se estaba desplomando. Pero de nuevo se ha disparado, en especial, entre los jóvenes. Los botellones, como el de Baleares, y las aglomeraciones y fiestas multitudinarias en las calles de las principales ciudades españolas son el motivo de este nuevo rebrote, que algunos especialistas empiezan a calificar como el principio de una quinta ola.

La escalada de la incidencia ya empieza a colapsar la atención primaria en los centros hospitalarios. No se están produciendo excesivos casos de gravedad y las UCI se mantienen en niveles bajos, pues la mayoría de contagios se producen entre los más jóvenes a los que afecta menos la enfermedad. Pero hay que tomar medidas con urgencia, pues la variante delta, más contagiosa y dañina, parece estar desbocada.

Las Administraciones, en este caso las Comunidades, están obligadas a impedir que se produzcan aglomeraciones y botellones todos los fines de semana. Las fuerzas de seguridad tienen que disolver las concentraciones de jóvenes que beben y bailan sin distancia de seguridad y sin mascarillas durante noches enteras.

No se trata solo de preservar la salud de los españoles. Los medios de comunicación extranjeros dedican grandes espacios a difundir los datos de los rebrotes en la incidencia que se están produciendo en nuestro país. Las agencias de viajes y los hoteles ya han notado el frenazo en las reservas.

Resultaría catastrófico para la economía que el turismo, que parecía repuntar, sufriera las consecuencias de la irresponsabilidad de algunos jóvenes y de la pasividad de las Administraciones. Si el Gobierno, de nuevo, se lava las manos, las Comunidades deben tomar con urgencia las medidas necesarias para frenar esa quinta ola que algunos especialistas empiezan a vislumbrar. Se trata de activar la vacunación entre los jóvenes, como ya hacen algunas Autonomías, y de impedir o disolver las fiestas y concentraciones multitudinarias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(2)

+
0 comentarios