www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

El estado snob de derecho

Juan Carlos Barros
lunes 05 de julio de 2021, 20:34h

¿Es correcto que los estados europeos quieran seguir el modelo de un legendario estado de derecho (o rule of law) que se ha incluido en el Tratado de la Unión como valor fundamental y referente equivalente a la dignidad, la libertad, la democracia, la igualdad y los derechos humanos? O ¿esa aspiración, tan vieja como la humanidad, de ser gobernados por una ley que por encima de todos esté, no es más bien una pretensión snob?

El snob es aquel que está en disposición de imitar con afectación cualquier cosa de distinción, con una excepción: que no está por mantener la tradición. El snob, como dice Ortega, carece de nobleza y por eso mismo de obligación, de tal forma que la cuestión se transforma ahora en quién se preocupará del estado de derecho si como dice Chesterton “aristocrats live not in traditions but in fashions.”

Si el noble no y tampoco el snob ¿qué pasará en este momento en la Unión con la presidencia semestral de Eslovenia, que crudamente va a plantear como prioridad la cuestión del estado de derecho a los pobres ciudadanos que todavía no se han recuperado de la pandemia que los ha asolado?

El rule of law, ese “proteico y singular principio de nuestra tradición”, según dice Dicey, es cierto que como retórica ha triunfado en todos lados y, a su vez, nosotros nos preguntamos cómo una organización como la Unión, que en Europa ha asumido competencias del estado, está afectada de esnobismo por poner un rasero semejante allí mismo y decir ella luego quien está dotado de ese estado multiforme, tanto que no tiene igual en el ámbito estatal.

Las prioridades de su presidencia las ha recogido Eslovenia en una fórmula que ella ha escogido y en tres palabras resumido: Together. Resilient. Europe”, lo cual durante el segundo semestre de este año se concretará en reforzar los valores europeos, en especial el estado de derecho (o rule of law), por ellos considerado el más básico entre aquellos.

Será, pues, durante el medio año que nos queda ésta una Unión de un, digámoslo así, European way of life, en base a que el Tratado considera que lo común a sus estados miembros son ciertos valores enumerados, entre los cuales figura el estado de derecho, que es un valor pero no un derecho.

Tendremos, pues, en este tiempo de dirección eslovena del Consejo de la Unión la promoción de la diversidad y del rule of law para que los estados europeos se puedan fijar unos en otros e intentar demostrar cómo tal principio se puede reforzar respetando la tradición y el sistema constitucional de cada nación. La Unión no se convertirá en un "melting pot" en el que todo el mundo pensará igual en las próximas décadas”, ha dicho Janez Jansa, el primer ministro de Eslovenia que no se quiere mirar en ningún espejo exterior.

Y para terminar de esclarecer esta cuestión permítasenos finalizar con una narración considerada sin discusión digna de representar la tradición europea como La Odisea, donde Homero dice lo siguiente acerca de Proteo, el referente mitológico del estado de derecho:

“Viene aquí con frecuencia Proteo, ese anciano veraz que conoce las profundidades del mar. Si podéis apresarlo te dirá el camino, la extensión de la ruta y cómo llevar a cabo el regreso…Tan pronto como lo veáis durmiendo, poned a prueba vuestra fuerza y retenedlo, aunque trate de huir. Intentará tornarse en todos los reptiles que hay sobre la tierra, en agua y en violento fuego. Pero retenedlo. Y cuando él vuelva a mostrarse tal como lo visteis durmiendo, absteneos de la violencia y preguntadle…”

Juan Carlos Barros

Abogado, consultor europeo y periodista

JUAN CARLOS BARROS es abogado, consultor europeo y periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios