www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Indignación en la Guardia Civil por la permanencia de Marlaska

lunes 12 de julio de 2021, 08:39h

Además de estupor, ha causado indignación en la Guardia Civil, y también en la Policía, la permanencia de Grande Marlaska en el Gobierno. Nadie se explica que el exjuez de la Audiencia Nacional mantenga la cartera del Interior después de la “carnicería” de Pedro Sánchez en su crisis. Era, sin duda, el ministro más quemado por sus múltiples y graves errores durante esta legislatura. Sin duda, muchas de sus decisiones estaban dictadas por el presidente del Gobierno, como el masivo acercamiento de etarras a las cárceles vascas para complacer a Bildu y mantener su apoyo parlamentario.

Pero fue Marlaska el protagonista de la destitución del coronel Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Porque el motivo real de su cese fue el malestar por el contenido del informe remitido por el Instituto Armado al Juzgado 51 de Madrid que investigaba si el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, cometieron un delito de prevaricación al permitir que se celebrase la manifestación feminista del 8-M en plena alerta sanitaria del coronavirus.

Marlaska, además mintió en el Parlamento al justificar la destitución del coronel “por falta de confianza” cuando el mando de la Guardia Civil actuó conforme a la ley, pues la Policía Judicial depende del juez, que es a quien tiene que rendir cuentas. Informar al ministro hubiera supuesto intoxicar políticamente una investigación que afectaba directamente al Ejecutivo. La destitución del coronel supuso una gravísima intromisión en la independencia de la Justicia. El motivo: el temor de que se demostrara que el Gobierno permitió y jaleó la celebración de las manifestaciones feministas del 8-M a sabiendas del peligro de contagio por el coronavirus.

El ministro del Interior ha tirado por la borda el reconocido prestigio que se había ganado como juez de la Audiencia Nacional. Se ha convertido en un sumiso lacayo de las tropelías de Sánchez, en su portavoz más sectario. Pero, sobre todo, cometió un grave error al destituir al coronel Pérez de los Cobos, un acto arbitrario que atenta contra la impecable trayectoria profesional del mando de la Guardia Civil.

Aún más; la Audiencia Nacional exigió al Ministerio del Interior que readmitiera al coronel Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil. Según la sentencia emitida por la propia Audiencia Nacional, “la legalidad no puede ser arrinconada por la discrecionalidad”. Sin embargo, Marlaska se empeña en mantenerlo fuera de la Jefatura de la Benemérita. De ahí, la indignación de la Guardia Civil y el estupor de toda la opinión pública. Porque, sin duda, Marlaska debería haber sido el primero en abandonar el Consejo de Ministros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

+

2 comentarios