www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENCUESTA

La Covid impacta en el uso de efectivo: el 36% ya usa la tarjeta como método de pago más habitual

La Covid impacta en el uso de efectivo: el 36% ya usa la tarjeta como método de pago más habitual
Ampliar
EL IMPARCIAL
lunes 19 de julio de 2021, 14:36h

El efectivo se ha visto afectado por la pandemia COVID-19 como medio de pago minorista, situándose su preferencia de uso en un segundo lugar, tras la tarjeta de débito. El 36% de los encuestados manifiesta que es su medio de pago más habitual, según el Banco de España.

Desde el año 2005, el Banco de España lleva a cabo una encuesta nacional sobre los hábitos de uso del efectivo, preguntando a la opinión pública sobre distintos aspectos del uso de billetes y monedas en España.

Según la última encuesta realizada en 2020, el 35,9% de los ciudadanos manifestaron utilizar el efectivo como medio de pago más habitual, algo más en los municipios de menos de 100.000 habitantes (un 37,5%). El 54,1% se decanta por la tarjeta de débito como su medio de pago preferido.

Este descenso en la preferencia por el efectivo es sostenido desde el año 2014. Entonces, casi un 80% de los encuestados lo elegía como su primera opción. No obstante, aún se mantiene como el medio más usado en las franjas de población de menor y de mayor edad (gráfico 1).

El 26,4% del pequeño comercio lo considera su medio de pago preferido (un 36,2% en 2019), mientras que las tarjetas de débito son el medio preferido para el 64,8% de los establecimientos.

Los motivos indicados por el público para manifestar esta preferencia son: la comodidad y la rapidez, en una proporción parecida, tanto para el uso del efectivo como para el de la tarjeta. También, para el comercio y hostelería, el menor coste es el principal motivo del uso del efectivo.

En 2020 ha descendido notablemente el umbral a partir del cual se prefiere usar la tarjeta al efectivo, pasando las respuestas indicadas por los encuestados de una media de 106 a una de 52 euros.

En las cadenas de establecimientos comerciales y hostelería, así como en las grandes superficies, las facilidades son totales para el uso de los distintos instrumentos de pago, por lo que el importe de las ventas cobradas en efectivo ronda un 30%, cifra inferior a la media declarada por la población.

Aceptación del efectivo

Prácticamente todos los comercios aceptan el efectivo y lo utilizan diariamente (99,3%), mientras que el 93% acepta tarjetas de débito y el 82% de crédito; los negocios que permiten el pago con móvil (asociado a tarjeta) se elevan hasta un 50%.

El 84% de los comercios, ya no impone ninguna restricción para pagar con tarjeta y solo el 16% mantiene un pago mínimo establecido en promedio de 11 euros.

Hasta el 40% de las personas entrevistadas prevén utilizar o aumentar el uso de medios de pago ligados a las nuevas tecnologías, frente a un 24% que declaraba esta intención en 2019.

En relación a las monedas, todos los colectivos creen útil su existencia, fundamentalmente para mantener los precios ajustados.

Un notable 52,5% de los ciudadanos discriminan o no aceptan en absoluto las monedas de 1 y 2 céntimos. Sin embargo, todavía hay un 65,9% que se opone a un posible redondeo, aduciendo sobre todo un impacto en la subida de los precios. Un 51,9% de los comerciantes y hosteleros ya practican el redondeo para evitar su uso.

Por su parte, los responsables de las grandes superficies entrevistados opinan que la oferta de medios de pago debe satisfacer las necesidades de cada cliente y no se muestran muy favorables al redondeo de los picos a múltiplos de 5 céntimos.

Efectos de la pandemia del COVID-19

Un 2,5% de la población declaró que habían dejado de usar el efectivo por motivos de higiene a causa de la pandemia.

El hábito del pago con efectivo ha caído especialmente desde el período de confinamiento por la COVID-19, en gran parte por el estímulo a favor de otros medios de pago ejercido por casi la mitad de los comercios, así como por las medidas higiénicas derivadas de la alerta sanitaria, como lo manifiesta el 61,2% de la población.

De manera muy significativa un 69,1% de los ciudadanos y un 61,3% de los establecimientos que han modificado sus hábitos, apuntan a que los mantendrán en el futuro próximo.

Hábitos de uso y tenencia

El 88,5% de los ciudadanos lleva a lo sumo 5 billetes en su cartera (el 70,6% no llevan más de 50 euros en total), mientras que un 72,7% de la población no porta más de 5 monedas (que normalmente no suponen más de 5 euros).

Con respecto a los billetes de alta denominación, el 89,4% del público no ha tenido un billete de 200 euros o de 500 euros en sus manos en el último año, y un 56,2% de los comerciantes rechaza en el cobro los billetes de 100, 200 y 500 euros, en su mayoría aduciendo falta de cambio.

Casi la mitad de los encuestados, un 47,9%, guarda fuera de su banco cantidades superiores a los 500 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios