www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Sánchez no olvida a Casado ni en Estados Unidos

EL IMPARCIAL
sábado 24 de julio de 2021, 10:15h
Pedro Sánchez se ha despedido de su periplo por Estados Unidos con una rueda de Prensa para hacer balance de sus contactos comerciales. No se ha referido a las supuestas inversiones que había ido a buscar. Se ha centrado en la batalla política española y, como era de esperar, ha dedicado sus últimas palabras a reventar las negociaciones que había emprendido Félix Bolaños entre el Gobierno y el PP para renovar el Poder Judicial. El nuevo ministro de la Presidencia habló con Cuca Gamarra y acordaron reunirse en septiembre para intentar alcanzar un acuerdo. Pero el presidente ha preferido adelantarse al encuentro para atacar a Casado, al que nunca olvida, para hacerle responsable del "bloqueo" y anunciar que no tenía previsto ni llamarle" pues el líder de la Oposición no tiene interés alguno en negociar; porque está dispuesto a seguir incumpliendo el mandato constitucional".

Quizás en Estados Unidos alguien pueda creer que el PP es el problema del bloqueo constitucional. Lo cierto, sin embargo, es que Sánchez busca que la Oposición acepte sin rechistar la maniobra del Gobierno, de acuerdo con sus socios comunistas, separatistas y proetarras, para colocar a vocales de su cuerda ideológica. Busca, en fin, la complicidad del PP ante su asalto definitivo al Poder Judicial. Pablo Casado, en cambio, propone lo contrario: que sean los jueces los encargados de elegir a los miembros del CGPJ y despolitizar así la Justicia.

Y como Pedro Sánchez sabe que pondría en evidencia su maniobra en caso de reunirse con el líder del PP, prefiere dinamitar el acuerdo antes siquiera de sentarse a hablar. El Gobierno en pleno y sus siniestros socios, además, prefieren mantener su discurso propagandístico de que el PP se salta la Constitución. Es su fórmula para acallar a la Oposición cuando Aragonés, Urkullu, Otegui o el propio Gobierno se saltan la Carta Magna, como, la más reciente, en la aplicación del estado de alarma. Y así, además, allanan el camino para poner en marcha su pretensión de renovar el Poder Judicial con su mayoría parlamentaria, saltándose de nuevo la Constitución. Por eso, Pedro Sánchez no olvida a Pablo Casado ni cuando está en Estados Unidos. Así, en lugar de reconocer el fracaso de su viaje, intenta deteriorar la imagen del PP, su gran rival, su gran obstáculo para consumar el asalto a las Instituciones del Estado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(1)

+

1 comentarios