www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN LA FRONTERA

Los abuelos, ejemplo para todos

sábado 24 de julio de 2021, 19:14h

“Yo estoy contigo todos los días” , es lo que ha dicho-nos dice- a todos los abuelos del mundo el Papa con motivo de nuestro día que se celebra este domingo, en la víspera de la festividad de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María. Un mensaje que recoge la promesa que el Señor hizo a sus discípulos antes de subir al cielo.

Uno que se reconoce abuelo, feliz abuelo, llega a este día con el triste pasaje de la pandemia que, como nos dice el Papa, “ha sido una tormenta inesperada y violenta”, pero también como nos asegura FRANCISCO , “el Señor sigue enviando ángeles para consolar nuestra soledad y repetirnos: “Yo estoy contigo todos los días”. Esto te lo dice a ti, me lo dice a mí, a todos. Este es el sentido de esta Jornada que he querido celebrar por primera vez precisamente este año, después de un largo aislamiento y una reanudación todavía lenta de la vida social. ¡Que cada abuelo, cada anciano, cada abuela, cada persona mayor —sobre todo los que están más solos— reciba la visita de un ángel!”. ”A veces tendrán el rostro de nuestros nietos, otras veces el rostro de familiares, de amigos de toda la vida o de personas que hemos conocido durante este momento difícil. En este tiempo hemos aprendido a comprender lo importante que son los abrazos y las visitas para cada uno de nosotros, ¡y cómo me entristece que en algunos lugares esto todavía no sea posible!”.

Un Papa sabe mejor que nadie lo que es la soledad. Los muros vaticanos se cierran, no solo físicamente, cuando es elegido. Sabe que aunque esté rodeado por muchos, está solo y FRANCISCO lo ha experimentado en primera persona hace unos días, cuando ha sido operado en una delicada intervención. Por eso el Papa se hace varias preguntas: “¿Cómo puedo empezar a comportarme de forma diferente cuando la costumbre se ha convertido en la norma de mi existencia?; ¿cómo puedo dedicarme a los más pobres cuando tengo ya muchas preocupaciones por mi familia? ;cómo puedo ampliar la mirada si ni siquiera se me permite salir de la residencia donde vivo? y ¿no ya es mi soledad una carga demasiado pesada? ”. Unas preguntas que nos debemos hacer todos, no solo los abuelos, y a las que debemos encontrar respuestas adecuadas, encuadradas en la solidaridad que hemos olvidado incluso en los momentos más duros de esta pandemia que nos ha robado no solo vidas, sino también años. Pienso como el Papa, que de esta grave crisis, no saldremos iguales, sino mejores o peores. En nuestras manos está en salir mejores con la ayuda de todos, porque todos somos necesarios para construir el mundo del mañana, aunque hoy ya seamos abuelos.

Y este día de los abuelos, mi solidaridad completa con ese gran abuelo universal que es FRANCISCO, al que ya algunos estaban buscando sustituto en un cacao mental de esos que aunque están dentro de la Iglesia, cuestionan todo al Papa. Algunos, incluso cardenales, que hacen sus giras estivales por distintas diócesis para hablar pestes del Santo Padre. Son los de la casulla guitarra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios