www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ELECCIONES

Debacle del partido islamista en Marruecos

Debacle del partido islamista en Marruecos
Ampliar
(Foto: Efe)
Efe
jueves 09 de septiembre de 2021, 12:20h
Después de una década encabezando el Gobierno, el islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) sufrió una fuerte derrota en las elecciones legislativas celebradas en Marruecos, que dieron la victoria al partido centrista liberal Reagrupamiento Nacional de Independientes (RNI).

Según los resultados provisionales con un 96 % escrutado anunciados por el ministro del Interior, Abdeluafi Laftit, el PJD pasó del primer puesto al octavo lugar y consiguió solo 12 escaños de los 395 de la Cámara de Representantes (cámara baja).

El vencedor de las elecciones fue el RNI, que dio un salto del cuarto al primer puesto con 97 escaños, seguido del liberal Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), que obtuvo 82 asientos, y del nacionalista e histórico Partido Istiqlal (PI), con 78, mientras que el PJD se quedó con 12, frente a los 125 que obtuvo en 2016.

Con una participación del 50,3 % (8,7 millones de electores), ocho puntos porcentuales más que en las últimas elecciones, los resultados de los comicios acaban así con el dominio que desde la primavera árabe de 2011 ostentaba el partido islamista, debido al desgaste de la formación y a las divisiones internas, así como al nuevo sistema electoral que perjudica a los grandes partidos.

En el Sahara Occidental se registró la participación más alta, que osciló entre el 58 y el 66 por ciento, mientras que en la mayor ciudad y capital económica del país, Casablanca, se registró la más baja, un 41 %.

El partido ganador, compuesto por notables, empresarios y altos responsables de la Administración, está liderado por el actual ministro de Agricultura, Aziz Ajanuch, el segundo hombre más rico del país después del rey, y deberá ahora buscar alianzas para formar gobierno y llegar a los 198 escaños que conforman la mayoría absoluta.

Ajanuch comparecerá este mediodía en rueda de prensa para comentar su victoria y en la noche electoral, horas antes del anuncio de resultados, solo hizo una breve declaración ante los medios para felicitarse por la alta participación, que tradujo en la voluntad de cambio de los marroquíes tras diez años de gobierno islamista.

Los dirigentes del PJD denunciaron por su parte un supuesto fraude electoral, alegando una compra masiva de votos que, según dijeron, ya han puesto en conocimiento de la justicia, y protestaron por que no se les facilitaron las actas de las votaciones de las diferentes mesas electorales. "Las actas se han entregado a todos los interventores de los diferentes partidos políticos", ha dicho al respecto el ministro del Interior en su comparecencia para anunciar los resultados.

La debacle de la formación islamista es tal que ni siquiera el presidente del Gobierno saliente, Saadedin Otmani, obtuvo ningún escaño.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios