www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El Gobierno desprecia al Parlamento y elude someterse al control de la oposición

EL IMPARCIAL
miércoles 22 de septiembre de 2021, 11:56h

La sesión de control al Gobierno se ha convertido en una sesión de control al PP. Como hemos denunciado reiteradamente en El Imparcial, Pedro Sánchez jamás responde a las preguntas de Pablo Casado. Se limita a insultar al jefe de la oposición por no apoyar sus decisiones, por cumplir con su cometido de hacer oposición.

En esta sesión, debido al viaje del presidente a Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU, Nadia Calviño se ha ocupado de responder a Cuca Gamarra. La vicepresidenta del Gobierno ha imitado a su jefe y en lugar de contestar a la portavoz del PP sobre sus diferencias con Podemos, sobre la subida del SMI, sobre las medidas para atajar la histórica subida de la factura de la luz y sobre su “política económica marcada por la improvisación, la inseguridad jurídica y la incertidumbre”, ha exigido al PP “cambiar su actitud negativa por oponerse a todo. En su bancada-ha dicho la vicepresidenta- solo hay bronca, crispación y energía negativa”. Pero Calviño no ha dedicado ni una palabra a las preguntas del PP.

Con esta actitud, el Gobierno no solo demuestra su desprecio al Parlamento. Se niega a cumplir con su obligación de someterse al control de la Oposición. El Ejecutivo está obligado a responder a las preguntas de los partidos, incluidos el PP, Ciudadanos y Vox. Porque cuando se trata de contestar a ERC, al PNV o a Bildu, Pedro Sánchez y todos sus ministros se esfuerzan en responder con todo lujo de detalles y en un tono amable. El Gobierno, en lugar de someterse al control del Parlamento, aprovecha la sesión para hacer marketing político con la intención de deteriorar la imagen del PP y, de paso, estrechar lazos con los partidos que lo mantienen en el poder. Esto es, con los comunistas, con los que intentaron dar un golpe de Estado en Cataluña y con los proetarras. Una vez más, el único propósito de Sánchez es mantener la poltrona y para ello, ahora más que nunca, necesita dañar la imagen del PP, el partido que aparece como vencedor en todas las encuestas, salvo la de Tezanos, claro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

3 comentarios