www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA MESA DE DIÁLOGO PELIGRA

Sánchez reivindica "hoy más que nunca el diálogo" para "reencontrarse"

Sánchez reivindica 'hoy más que nunca el diálogo' para 'reencontrarse'
Ampliar
(Foto: Efe)
viernes 24 de septiembre de 2021, 13:47h
Ve "evidente" que el expresidente fugado "comparezca" ante la Justicia.

En una declaración institucional en La Palma, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha valorado la detención de Carles Puigdemont y ha considerado "evidente" que comparezca y se someta ante la Justicia", lo que espera que no rompa el diálogo con el Govern.

El arresto de Puigdemont en Italia llega en un momento delicado para los independentistas, por la brecha abierta entre ERC y JxCat a cuenta de la mesa de diálogo, pero también para Sánchez, que se juega la supervivencia en Moncloa en plena negociación de los presupuestos.

La defensa del expresidente catalán argumenta que la euroorden quedó "suspendida" en julio frente a la posición del Tribunal Supremo, que considera que la orden de busca y captura continúa vigente. Así, el instructor de la causa del procés, Pablo Llarena, ha enviado un oficio al representante de España en Eurojust para que remita al Tribunal de Apelación de Sassari (Italia) la Orden Europea de Detención y Entrega librada el 14 de octubre de 2019 contra él, así como la cuestión prejudicial planteada en su día ante el TJUE.

Sánchez apela al "diálogo"

La llamada al "diálogo" persiste en el discurso del jefe del Ejecutivo pese a las tensas circunstancias en las que se encuentran las partes implicadas en tender puentes entre Cataluña y el Gobierno con la agenda del reencuentro de Moncloa pendente de un hilo. "Hoy más que nunca hay que reinvidicar el diálogo para reencontrarse", ha apelado Sánchez.

Por lo pronto, ERC marca distancias con el Gobierno y, sin dar por rotas las negociaciones, manda un aviso al Ejecutivo: "La detención no contribuye al proceso de negociación", ha afirmado el presidente catalán, Pere Aragonès, en una declaración desde el Palau, en la que ha exigido la puesta en libertad de Puigdemont y la retirada de todas las euroórdenes. "El Estado busca venganza", ha opinado.

Asegurarse el apoyo parlamentario de ERC implica mantener abierto el diálogo con Esquerra, cuyo líder, Oriol Junqueras, se ha mostrado prudente a la hora de señalar al Gobierno. En su lugar, ha atribuido a “una parte de los aparatos del Estado” la voluntad de “reventar” negociación.

La guerra entre ambas formaciones independentistas se ha avivado en las últimas horas en un intento por alejar a Aragonès de Sánchez. Desde las filas de JxCat la formación ha aprovechado la detención para armar su argumentario contra la mesa de diálogo y la estrategia de ERC, de la que los exconvergentes recelan. El tiempo "está dando la razón" a quienes advertían de que la mesa de diálogo no iba a servir para "detener la represión" ni solucionar el conflicto catalán, ha opinado el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró.

En caso de que Puigdemont sea extraditado, el escenario se complica para el presidente del Gobierno, pues previsiblemente el independetismo aunará fuerzas y dará el botón de reinicio en las relaciones con el Gobierno central y dejará en suspenso los acuerdos puntuales con ERC en la Cámara Baja.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

4 comentarios