www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 8

El Espanyol también hurga en los problemas del Real Madrid de Ancelotti | 2-1

El Espanyol también hurga en los problemas del Real Madrid de Ancelotti | 2-1
Ampliar
domingo 03 de octubre de 2021, 23:22h
Los catalanes fueron mejor equipo y refrescaron los problemas tácticos merengues. Benzema lideró el asalto final, pero no llegó a la orilla. Por Diego García

Acabar este tramo de competición con una sonrisa antes de parar por la segunda fecha de selecciones nacionales. Ese era el objetivo compartido por Espanyol y Real Madrid de cara al encuentro que iban a mantener este domingo en el RCDE Stadium. Los locales necesitaban puntuar para escapar de la agonía de su puesto clasificatorio, mientras que los visitantes anhelaban recobrar sensaciones tras los pinchazos ante Villarreal y, sobre todo, contra el Sheriff moldavo. Así pues, se desplegaba una oportunidad resbaladiza para ambos contendientes.

Vicente Moreno optó por fortalecer su propuesta con un 4-5-1 en el que Keidi Bare ejercería de ancla y Raúl de Tomas de delantero posicional. Aleix Vidal, Adri Embarba, Óscar Melendo y Sergi Darder ocuparían la laboriosa medular, con Diego López protegido por Óscar Gil, Sergi Gómez, Leandro Cabrera y Adriá Giner. Y Carlo Ancelotti, en su caso, recuperó el centro del campo formado por Toni Kroos y Luka Modric. Añadió a Eduardo Camavinga y a Fede Valverde para aplicar un 4-4-2 más equilibrado. Vinicius acompañaría a Karim Benzema y Nacho -de central-, David Alaba -de lateral-, Eder Militao y Lucas Vázquez cuidarían de Thibaut Courtois.

Quisieron los merengues mandar desde temprano. Presionaron muy arriba y acapararon la posesión con voluntad de control. Dirigieron sus avances hacia el perfil izquierdo, lado en el que se juntaban Alaba, Camavinga, Vinicius y Benzema. Ahí batallaban por establecer superioridades que abrieran el nudo de un atrincherado bloque catalán que cerraba y aguardaba a contragolpear para localizar su segunda victoria en LaLiga.

Los compases iniciales ya reflejaron lo peligroso de las imprecisiones. Benzema chutó a las manos de López al amortizar Vinicius un fallo en la salida de juego 'perica'; y Modric no atinó en el control y regaló un disparo de Embarba, que sacó Courtois con un vuelo notable. Asentada esta percepción, se desnudaron las flaquezas del favorito. Lo que Alaba suma en la creación lo resta en el achique. El austríaco perdió la marca de Embarba en una armoniosa combinación ajena y éste dibujó un centro que De Tomas usó para instalar el 1-0 -minuto 17-. Militao se descentró y ofreció un remate cómodo al delantero, en el área pequeña.

Respondió el conjunto de Chamartín con varias llegadas -volea centrada de Benzema y lanzamiento muy lejano de Militao-, pero sin aumentar el ritmo de pase. Este matiz alimentó la discusión de la posesión planteada por los barceloneses. En torno a la media hora, Darder y Melendo complicaban la pretendida recuperación rápida madridista. Había más peones locales en el ecuador de la cancha y ganaban ese terreno. En ese tempo global, no detectaban saltos de página los líderes.

El derroche físico y ardor del Espanyol mezclaban mejor. La estrategia presionante pensada por Ancelotti se desinfló en descoordinación. Y brotó la ausencia de cohesión entre líneas que ha torpedeado el rendimiento colectivo del trece veces campeón de Europa en estos meses. El número de desmarques de ruptura de la ofensiva capitalina tendía a cero. Por ende, la producción visitante se limitó al familiar mar de centros inocuos. Salvo la falta botada con clase por Alaba y el testarazo de Militao desviado por poco.

'Carletto' tenía trabajo. No llegaban las ayudas de sus peones -quedándose sin el arma de las transiciones- y tampoco gozaba de espacios su regateador, Vinicius -víctima de doble marcaje-. Señaló a Camavinga -poco aseado en el rigor táctico-, metió a Rodrygo y volvió al 4-3-3. Y afianzaría el amontonamiento de envíos laterales al área, con Militao perdonando el empate -cabezazo demasiado cruzado, en otra acción a balón parado-.

Mas, otra vez jugaba descosido. Y lo pagó. En el 60 una conducción de Aleix Vidal le bastó para agujerear a los madridistas. Superó a Modric con sencillez y tiró un túnel a Nacho, fuera de sitio, para batir a Courtois con clase (2-0). Y en el 64 a Darder se le escapó la goleada, fruto de una nueva contra desprovista de oposición -anguló mucho en el mano a mano con el meta belga-. Entonces, entró el ordenador brasileño y también lo hicieron Morlanes, Jovic, Wu Lei, Melamed, Hazard, David López y Didac Vila -por Melendo, Modric, Kroos, Embarba, Aleix Vidal, Vinicius, Óscar Gil y un extraordinario Darder-.

Y de camino al desenlace se radicalizaría la diferencia de cocción táctica de los dos escuadrones. Arriesgó todo el sistema de Concha Espina, subrayando la importancia de Courtois y de Benzema. El primero les salvó ante los intentos 'pericos' tras robo; y el segundo se desencadenó. Encaró a tres rivales y superó a Diego López con un latigazo raso y ajustado, para recortar distancias -1-2, minuto 70-; emitió un testarazo que lamió la madera -en un córner-; y fabricaría dos goles anulados. Con todo, los pecados fueron más que las virtudes y el Madrid volvió a caer.

- Ficha técnica:

2- Espanyol: Diego López; Gil (Dídac Vila, min. 80), Sergi Gómez, Cabrera, Giner; Aleix Vidal (Melamed, min. 63), Melendo (Morlanes, min. 57), Darder (David López, min. 81), Bare, Embarba (Wu Lei, min. 63); y Raúl de Tomás.

1- Real Madrid: Courtois; Alaba, Nacho, Militao, Lucas Vázquez; Fede Valverde, Camavinga (Rodrygo, min. 45), Kroos (Casemiro, min. 60), Modric (Jovic, min. 60); Vinicius (Hazard, min. 71) y Benzema.

Goles: 1-0, min. 17: De Tomás; 2-0, min. 59: Aleix Vidal; 2-1, min. 70: Benzema.

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández. Amonestó a Embarba (min. 10'), Camavinga (min. 28) y a Óscar Gil (min. 78).

Inciencias: partido disputado en el RCDE Stadium, correspondiente a la octava jornada de LaLiga.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios