www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LIGA DE NACIONES

Lección de Luis Enrique para que España derrote a la invicta Italia |1-2

Lección de Luis Enrique para que España derrote a la invicta Italia |1-2
Ampliar
(Foto: Efe)
Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
miércoles 06 de octubre de 2021, 22:40h

España logró clasificarse para la final de la Liga de Naciones tras vencer este miércoles a Italia por 1-2 con un doblete de Ferran Torres en la primera parte. La selección transalpina, vigente campeona de la Eurocopa, llevaba 37 partidos consecutivos sin perder. Los italianos, con diez desde el minuto 42, pusieron algo de picante con el tanto en los últimos minutos ante un España firme con un Gavi rompiendo récords de precocidad.

Para la final del domingo, el rival saldrá del Francia - Bélgica que se disputa este jueves.

La diferencia entre ser un genio o un simple loco queda muchas veces dispuesta por los resultados. Una fina línea por la que discurre Luis Enrique en cada convocatoria y por la que sale siempre victorioso. Como el propio protagonista comenta en ruedas de prensa, él sabe más de fútbol. Y caer en una semifinal de Eurocopa en los penaltis ante la posterior campeona y derrotarla este miércoles rompiendo una racha de 37 partidos invicta con una España en plena reinvención deja claro que Luis Enrique está del lado de la genialidad.

Genialidad como llamar a Gavi, que apenas lleva dos partidos en Primera, y soltarlo como titular ante Italia en San Siro, convertirlo en el debutante más joven de la absoluta con 17 años y 62 días y que éste responda jugando como si fuera un veterano de cien batallas con sus compañeros de entrenamiento y medio.

Los primeros minutos no fueron precisamente halagüeños para España. La intensa presión italiana, muy agresiva y casi con los diez jugadores en campo contrario, deparó serios problemas en la salida de balón española. Un carrusel de pérdidas que hicieron apurar a Italia una sensación constante de peligro, aunque no lograba materializarla en ocasionas más allá de un intento de Chiesa desde la frontal.

Esos diez minutos agobiantes fueron los que tardó España en asentarse en el campo. Busquets logró asentarse por delante de la zaga y las ayudas de Gavi y Koke empezaron a funcionar. El sufrimiento había acabado.

La Italia de Mancini, con un centro del campo con Verrati, Barella y Jorginho, se empeña y tiene mimbres para el juego de posesión. Pero España ya es una veterana garante de esa filosofía y en cuanto logró el control, no lo soltó.

Además, la Selección tomó nota de aquella semifinal europea, donde Di Lorenzo sufrió cubriendo el lateral izquierdo de la “Azurra”. Y con el defensa del Nápoles repitiendo posición, el punto débil estaba de nuevo localizado.

Marcos Alonso, Sarabia y Oyarzabal se encargaron de darle una primera parte de pesadilla al lateral, al que las ayudas de un Chiesa brillante en ataque escaseaban en defensa.

Siempre con Marcos Alonso dando el pase de salida, España avisó primero en el minuto 13. Sarabia se introdujo en el área para ceder hacia el centro para la llegada de Oyarzabal, pero el chut del delantero vasco se encontró con un providencial Bastoni.

Pero cuatro minutos después, del aviso se pasó al gol. Marcos Alonso para la incorporación ahora de Oyarzabal, que se inventó un centro escandaloso para Ferran Torres llegando a la zona central, que con un toque de primeras firmó con rotunda elegancia el 0-1.

Dominaba España e incluso rozó el segundo casi de inmediato, con un disparo en segunda jugada de Marcos Alonso que se le escapó de las manos a Donnarumma y solo el poste a su espalda evitó el tanto.

Italia logró desperezarse pasada la media hora buscando la espalda de la asentada zaga hispana. Bernardeschi primero e Insigne, de manera clara, poco después, pudieron lograr el empate. Pero un buen Unai blocó la primera ocasión y un error del delantero cerró las puertas al segundo.

El drama italiano se acrecentó aún más en el minuto 41. En plena lucha por un balón, Bonucci lució codo ante Busquets. El veterano zaguero, que ya tenía una amarilla, quedaba expulsado al ver la segunda. Italia se quedaba con diez.

España no quiso desaprovechar su momentum y buscó el segundo antes del cierre de la primera mitad. El camino para ello ya era conocido y el empeño en usar la fórmula dio resultado.

Alonso, Oyarzabal y Ferran repitieron como trío goleador haciendo uso de la banda izquierda. Alonso habilitó a Oyarzabal, que volvió a sacarse un centro de primeras para la llegada de Torres, que esta vez de cabeza cruzó la pelota lejos de los dominios de Donnarumma para el 0-2. Éxtasis hispano en San Siro.

En vestuarios, Mancini recompuso su dibujo dando entrada a Chiellini por Bernardeschi para situar tres centrales y dejar a Chiesa y Emerson como carrileros.

Por su parte, Luis Enrique, apenas con la segunda mitad recién empezada, proponía el segundo debut de la noche: Yeremi Pino, con apenas 18 años, entraba en lugar del bigoleador Torres.

Italia no le perdía la cara al partido, con orden atrás a la espera de una oportunidad que le permitiera dar vida con un tanto que avivara las ansias del empate. Pero lo cierto es que el encuentro entró en una fase de control sin riesgos por parte de España que aceleraba el paso de los minutos.

La chispa de un eléctrico Pino en banda derecha avivaba de tanto en cuanto el ataque español, que dispuso de una ocasión clara para rematar con el 0-3 cuando el canario envió un centro para un remate de cabeza de Oyarzabal que no encontró portería.

El peligro de dormir el partido suele traer ciertas veces la relajación de la concentración de los tuyos. La sensación de control y la serie de cambios a un lado y otro de las áreas técnicas ayudaba a ello.

Y eso le ocurrió a España ya en el minuto 83. Desde un córner a favor, una dejada de Pino que se quedó corta ante un Pau Torres lento de reflejos fue aprovechado por Chiesa, que con una veloz conducción en solitario por medio campo hasta un mano a mano con Unai, cedió a la derecha para que Pellegrini aderezara con picante los últimos minutos con el 1-2.

Italia, ahora sí, buscó con empeño el empate. Pero el susto también despertó a una España que supo cerrar con holgura un triunfo de prestigio.

. Ficha técnica:

1 - Italia: Donnarumma; Di Lorenzo, Bonucci, Bastoni, Emerson; Barella (Calabria, m.72), Jorginho (Pellegrini, m.64), Verratti (Locatelli, m.58); Bernardeschi (Chiellini, m.50), Insigne (Kean, m.58) y Chiesa.

2 - España: Unai Simón; Azpilicueta, Laporte, Pau Torres, Marcos Alonso; Busquets, Koke (Mikel Merino, m.75), Gavi (Sergi Roberto, m.84); Oyarzabal, Ferran Torres (Yeremy Pino, m.49) y Sarabia (Bryan Gil, m.75).

Goles: 0-1, m.17: Ferran Torres. 0-2, m.45 (+2): Ferran Torres. 1-2, m.83: Pellegrini.

Árbitro: Sergej Karasev (RUS). Amonestó a Locatelli (82) por Italia; y a Azpilicueta (45), Sarabia (65), Yeremy (71) y Oyarzabal (89) por España. Expulsó a Bonucci por doble amonestación (29 y 41).

Incidencias: encuentro de semifinales de la Liga de Naciones disputado en San Siro ante 37.000 espectadores, el número máximo permitido por la normativa italiana ante el coronavirus.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios