www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REUNIÓN

PSOE y Podemos cierran la crisis en falso tras la mesa de seguimiento

La diputada socialista Adriana Lastra a su llegada a la reunión este lunes en la mesa de seguimiento del Acuerdo gubernamental entre PSOE y Unidas Podemos para intentar reconducir la situación después de la crisis abierta por la reforma laboral y la reacción airada de Podemos a la inhabilitación de su ya exdiputado Alberto Rodríguez.
Ampliar
La diputada socialista Adriana Lastra a su llegada a la reunión este lunes en la mesa de seguimiento del Acuerdo gubernamental entre PSOE y Unidas Podemos para intentar reconducir la situación después de la crisis abierta por la reforma laboral y la reacción airada de Podemos a la inhabilitación de su ya exdiputado Alberto Rodríguez. (Foto: Efe)
lunes 25 de octubre de 2021, 21:46h

Lastra la califica de "constructiva", pero Podemos seguirá negociando la reforma laboral porque no hay consenso y pide que se cumpla el acuerdo de coalición.

La derogación de la reforma laboral o no y quién la capitanea, así como la retirada del escaño al parlamentario de Podemos Alberto Rodríguez, con amenaza de demanda a la presidenta del Congreso Meritxell Batet (socialista), no son asuntos menores para reconocer una crisis importante entre los dos socios en el Ejecutivo de coalición, aunque los problemas entre ambos acompañan toda la legislatura desde su inicio. Así, finalizada la mesa de seguimiento del acuerdo de Gobierno entre PSOE y la formación morada, a la que no han asistido ni el presidente Pedro Sánchez ni las vicepresidentas Yolanda Díaz y Nadia Calviño, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, la ha calificado de "constructiva".

Sin embargo, Unidas Podemos ha señalado que seguirá negociando con el PSOE la derogación de la reforma laboral del PP porque de momento no hay consenso en esta materia, por lo que seguirán insistiendo en que se cumpla el acuerdo de coalición. Para el Ministerio de Trabajo es una "prioridad" derogar la reforma laboral del PP y que su propuesta siempre ha sido clara.

La reunión ha durado casi dos horas y, aunque Podemos reconoce que el tono de la reunión ha sido constructivo y "bueno", han incidido en que sigue sin haber acuerdo en el tema laboral y que "continuarán negociando". "Lo importante es el qué se deroga", insisten las mismas fuentes parafraseando a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que este lunes ha señalado que las diferencias entre los socios de Gobierno a este respecto "no van de quién lidera" la negociación: Sí "de qué vamos a hacer en la principal reforma de mercado de trabajo de nuestro país".

Para Díaz mantener la legislación actual supone "seguir manteniendo la precariedad". Otras fuentes parlamentarias de la formación morada han destacado que durante la reunión, mientras Unidas Podemos ha entrado a hablar de "contenidos", el PSOE ha centrado más sus intervenciones en "quién debía estar" en las negociaciones sobre la mesa de diálogo.

Un momento complicado

La ministra de Trabajo, poco optimista, ya hablaba claro y admitía que el Gobierno de coalición se encuentra en un momento “complicado” a raíz de las discrepancias surgidas en torno a un abanico de asuntos como la reforma laboral, la renovación de las instituciones, la expulsión de Alberto Rodríguez, el precio de la luz o la ley de vivienda.

Por parte del PSOE han estado en la reunión el ministro de Presidencia, Félix Bolaños; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero; el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez; y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. Por la de Podemos han acudido su jefe de gabinete, Josep Vendrell; el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez; la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra; la número dos del partido y ministra de Igualdad, Irene Montero; y su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique.

La de este lunes es la quinta reunión que se ha conocido de la mesa de seguimiento del acuerdo de Gobierno tras las celebradas en febrero, marzo y julio de 2020 y en enero de 2021. Hay que recordar que tras la formación del Gobierno de coalición,ambos partidos acordaron un 'Protocolo de funcionamiento, coordinación, desarrollo y seguimiento' que establece la creación de dos mesas, una para coordinar el Gobierno y otra para la acción parlamentaria, encargadas de velar por el cumplimiento de los objetivos pactados, unificar criterios y consensuar posiciones políticas.

Podemos solicitó este nuevo encuentro el pasado viernes, cuando trasladó su malestar por el papel jugado por la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la negociación de la reforma laboral, que en el último año ha liderado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Además, los socios de Unidas Podemos insisten en derogar por completo la actual reforma laboral del PP y temen que los socialistas mantengan algunas de las medidas, mientras que en el PSOE recalcan que la idea es que haya "una nueva reforma laboral", sin entrar en la "terminología".

Rodríguez y Batet

La relación entre los dos socios de Gobierno se ha resentido también por la decisión de la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, de retirar el escaño al parlamentario de la formación morada Alberto Rodríguez. Podemos ha pedido la dimisión de Batet, mientras que Rodríguez (que ha abandonado la militancia en la formación morada) ha descartado finalmente querellarse contra la presidenta del Congreso, aunque recurrirá su condena para recuperar el escaño.

En la primera mesa celebrada para el seguimiento del acuerdo de Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos abordaron las desavenencias a cuenta de la aprobación de la ley de libertad sexual, conocida como la ley del "sí es sí", mientras que en la del pasado mes de enero analizaron la respuesta a la pandemia y planificaron el nuevo año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios