www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Julian Barnes: El hombre de la bata roja

lunes 25 de octubre de 2021, 22:56h
Julian Barnes: El hombre de la bata roja

Traducción de Jaime Zulaika. Anagrama. Barcelona, 2021. 652 páginas. 23 €. Libro electrónico: 9,99 €. El escritor británico nos propone un sugerente paseo por la Belle Epoque, protagonizado por la peculiar figura real del cirujano y exquisito dandi Samuel Jean Pozzi, que John Singer Sargent inmortalizó en un impactante retrato que despierta la fascinación de Julian Barnes. Y la nuestra. Por Adrián Sanmartín

El pintor norteamericano John Singer Sargent (1856-1925) fue el más célebre y cotizado retratista de su época. Entre sus cuadros se encuentra El doctor Samuel Jean Pozzi en casa, fechado en 1881, un retrato de grandes dimensiones de un hombre de pie ataviado con una llamativa bata roja. En 2015, el lienzo, procedente de su lugar habitual de exhibición, el Hammer Museum de Los Ángeles, estaba expuesto en la National Portrait Gallery londinense. Por azar, allí lo descubre Julian Barnes (Leicester, 1946) y le causa un gran impacto. Así empieza a preguntarse quién es ese personaje al que da en llamar “el hombre de la bata roja”. Precisamente el que le servirá de título de este sugestivo y original libro que, a medio camino entre la novela, el ensayo y la crónica, nos sirve el escritor británico, autor de una de las mejores obras de la literatura europea de hoy.

Barnes al comienzo realiza un sugerente análisis del cuadro, y nos brinda claves y curiosidades del mismo: “¿La llamamos batín, quizá? Su dueño acaba de levantarse de la cama. Sabemos que el cuadro fue pintado al final de la mañana y que después el artista y su modelo almorzaron juntos; también sabemos que a la mujer del modelo le asombró el voraz apetito del pintor. Sabemos que el modelo está en su casa, puesto que el título de la obra nos lo dice [...] Es varonil, pero esbelto, y poco a poco, tras el primer impacto del cuadro, cuando podríamos pensar que “todo gira en torno a la bata”, comprendemos que no. Lo central son más bien las manos”. Que sean precisamente las manos no es casual. Las manos son esenciales en el personaje.

El francés Samuel Jean Pozzi (1846-1918) fue uno de los más destacados cirujanos de su tiempo, además de reputado ginecólogo que, entre otras iniciativas fundó la primera cátedra de ginecología en París en 1884. Pero más allá de sus logros profesionales, fue una seductora figura, que atrajo a muchas mujeres, un dandi, y un hombre culto y liberal que tradujo a Darwin al francés.

El autor de Metrolandia, El ruido del tiempo -sobre el compositor ruso Dmitri Shostákovich-, La única historia, Niveles de vida y El loro de Flaubert, entre otros títulos, y muy crítico con el Brexit –como vuelve a manifestar en este libro-, lleva a cabo una extraordinaria indagación en torno a Samuel Jean Pozzi que nos va revelando al personaje, con sus luces y sus sombras, pero a quien, en el balance, considera “una especie de héroe”. Pero con ser muy sugerente la estampa que Barnes dibuja de Pozzi, lo es quizá más el fresco que nos propone, y en el que nos sumerge, sobre la Belle Époque. Así, acompañan a Pozzi, “secundarios” de lujo como Stéphane Mallarmé, Henry James, Auguste Rodin, Sarah Bernhardt, Oscar Wilde, Alfred Dreyffus, , Ruyard Kipling, Maupassant, Claude Monet, Wagner, Colette, Arthur Conan Doyle, Paul Verlaine, y hasta el mismísimo Marcel Proust. Política, cultura, sociedad de un momento dorado. Su abundante material gráfico enriquece este libro singular y de muy grata lectura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios