www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COP26

La Cumbre del Clima concluye con un acuerdo descafeinado que no contenta a nadie

Representantes de los países participantes al final de la COP26 de Glasgow.
Ampliar
Representantes de los países participantes al final de la COP26 de Glasgow. (Foto: EFE)
sábado 13 de noviembre de 2021, 21:23h
Los países del mundo admiten que están fallando, pero siguen sin fijar el fin de los combustibles fósiles y se comprometen a volver con planes más ambiciosos en 2022.

Tras dos semanas de intenso debate, las 197 naciones participantes en la Cumbre del Clima (COP26) han alcanzado al fin un acuerdo para continuar la lucha contra el cambio climático, aunque no es, ni mucho menos, el mejor de los posibles de cara al objetivo de limitar a 1,5ºC el calentamiento global para finales de este siglo.

El Pacto Climático de Glasgow, como se ha denominado al acuerdo, admite que, hasta la fecha, las principales naciones emisoras de gases nocivos están fallando para adaptarse a un modelo sostenible. El principal compromiso de todas ellas es el de redoblar esfuerzos y repensar sus estrategias el próximo año para alcanzar su pico máximo de emisiones antes de 2030. El texto reconoce que limitar el calentamiento a 1,5 ºC requiere de "reducciones rápidas, profundas y sostenidas de emisiones globales de gases de efecto invernadero, incluida una reducción de emisiones de dióxido de carbono del 45 % para 2030 en relación al nivel de 2010".

En un final de enorme dramatismo, el presidente de la conferencia, Alok Sharma, anunció que el Pacto Climático de Glasgow queda aprobado, después de que la India introdujese a última hora y de forma inesperada un cambio que aleja el final del carbón como fuente de energía. El propio Sharma tuvo que interrumpir sus palabras en dos ocasiones al no poder evitar las lágrimas por la alteración y pidió disculpas por "cómo se ha desarrollado el proceso". La enmienda india fue aprobada por el resto de países, de forma muy reticente, para evitar que las negociaciones se rompieran y se cosechase un fracaso de dimensiones históricas.

La India consiguió que la alusión a la "eliminación progresiva" del carbón se convirtiese en una "reducción progresiva", pese a que el texto contenía la gran novedad de aludir por primera vez a la necesidad de acabar con los combustibles fósiles, un punto que suscitó los mayores rechazos en las últimas horas de la negociación.

Respecto a la financiación para los países en desarrollo, uno de los puntos que más divergencias ha levantado, el Pacto Climático de Glasgow urge a los estados ricos a doblar "como mínimo" su aportación para la adaptación de los países más desfavorecidos antes de 2025 respecto a los niveles de 2019.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
2 comentarios