www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

¿Por qué tocas?

miércoles 03 de noviembre de 2021, 20:14h

Nos enfrentamos esta semana a nuevos retos, las autoridades y “autoridadas” me han dejado algo petrificada.

La ministra de Empleo, que debería ser de ‘Desempleo’, ha decidido que lo mejor que podemos hacer para entretener a los ciudadanos es hacer una reforma laboral. Me hace gracia que gente que no ha sabido generar un solo empleo en lo que lleva de legislatura pretenda ahora someternos a una serie de experimentos para ver si funciona.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la reforma laboral de una ley que generó más de dos millones de empleos, subir la cuota de autónomos y demás quehaceres van a conseguir que, si el paro ya es estructural, lo sea aún más. Lo voy a intentar explicar de una manera sencilla.

El último Pleno de octubre en la Asamblea de Madrid, una diputada de Podemos dijo: “Si bajan el precio del abono de transporte habrá más usuarios y, entonces, se equilibrará el gasto, porque hay más ingresos”. ¡Pues lo mismo pasa con la economía! Si uno baja los impuestos, habrá más personas cotizando y, por lo tanto, habrá más ingresos. Solo me gustaría que, si lo entienden para los transportes, lo entiendan con las empresas.

Subir los salarios sin consultar con el sector de las pymes, obligar a que las empresas por ley tengan que contratar de manera indefinida o no poder llevar a cabo contratos temporales con la capacidad que se hace ahora, nos va a llevar a más desempleo. Tampoco generamos empleo cuando subimos las cuotas de los autónomos. Lo que conseguimos es que la economía sumergida aflore con más fuerza que nunca.

La ministra no entiende -o no quiere entender- que cuanto más se toca, peor. Ya lo dicen las madres: “¿Por qué tocas?”. Pues eso. Nos enfrentamos a una situación de lo más compleja: el comunismo quiere instalarse en las empresas, pensando que de esta manera se va a salvaguardar a los trabajadores, cuando será todo lo contrario.

Flexibilizar el mercado laboral es fundamental, cuanto más flexible mejor, cuanto más abierto y fácil mejor y, en España, hacemos lo contrario. Queremos destruir lo que funciona y volver a políticas de empleo old fashioned que no permiten a las empresas crecer y, por ende, mejorar las condiciones de sus propios empleados.

Tenemos un gran ejemplo con Reino Unido, donde el trabajador paga sus cotizaciones y punto. Uno paga en proporción a lo que gana, que no está mal, oye. ¿Sabían que han subido el SMI en Reino Unido? Bien, pues casi nadie lo cobra porque la media ingresa muy por encima de ese salario base que se establece. ¿Es o no es maravilloso?

España necesita una gran revolución liberal que haga entender que el empleo lo tienen que generar las pymes, autónomos y grandes empresas. El empleo no se crea ni con leyes ni con más oferta de empleo público. Eso es estar completamente engañado.

Solo espero que de esta mesa de diálogo social y demás pamplinas sensibleras mire un poco hacia fuera.

La gente quiere trabajar, pero se lo tienen que permitir. Mucho ánimo a todos esos guerreros que, pese a tenerlo todo en contra, siguen luchando por sacar su negocio o idea a flote.

Elisa Vigil

Diputada del grupo parlamentario popular en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
0 comentarios