www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN LA FRONTERA

Nuevo toque de atención

sábado 06 de noviembre de 2021, 18:36h

Se esperaba ese nuevo “toque de atención” al Gobierno por parte de la Conferencia Episcopal Española en relación a la famosa ley Celáa, de la que la Iglesia de nuestro país, ya hace justo un año, “lamentaba que la dimensión espiritual y religiosa de las personas no está suficientemente recogida en el texto legal”.

Ahora, cuando falta poco más de una semana para que se celebre la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, los obispos, a través de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura, han querido que Moncloa sepa que “la ley no es del todo satisfactoria”, “a pesar-dicen- de considerar aportaciones positivas la preocupación por la formación humana del alumnado y el reconocimiento de la responsabilidad de las familias”.

O sea, una de cal y otra de arena, porque también se teme un posterior endurecimiento o la posibilidad remota del final del concierto. Por eso, con el lenguaje fino y muy estudiado de la Jerarquía, ésta trata de llamar a la puerta del Ejecutivo Gubernamental y avisar que “estamos aquí y atentos a cualquier desarrollo que pueda perjudicar a nuestro alumnado y en consecuencia a sus familias”.

De ahí, que la nota episcopal haga ese ejercicio pues afirma reconocer “que la ley ha mantenido la oferta obligatoria de Religión católica en todas las etapas, desde el segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato, y que se ha regulado su evaluación en los mismos términos y con los mismos efectos que las otras áreas/materias”, pero “no entiende, sin embargo, que en estos Proyectos dicha evaluación no sea tenida en cuenta en las etapas superiores, a efectos de la computabilidad” y considera “un error que no se haya ofrecido al alumnado que no elige Religión un área/materia en condiciones equiparables, así se evitaría todo riesgo de
discriminación y habría sido una mejor respuesta a las exigencias derivadas de las competencias clave”.

Toque de atención, pues, a la espera de que el Gobierno, por ejemplo, desbloquee el nombramiento del nuevo Arzobispo Castrense, mientras en la sede de la Nunciatura se trabaja febrilmente para cubrir las vacantes episcopales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios