www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRABAJO

Patronal y sindicatos rechazan la propuesta "farragosa" del Gobierno sobre los ERTE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) conversa con la ministra de Economía y vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño (c) y la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz (d) en el Congreso.
Ampliar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) conversa con la ministra de Economía y vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño (c) y la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz (d) en el Congreso. (Foto: Efe)
miércoles 10 de noviembre de 2021, 17:30h
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ve el borrador "intervencionista" e ideológico" y se muestra "sorprendido" de que "venga de Calviño".

La propuesta de reforma laboral que propone el Gobierno de coalición dividido entre el Ministerio de Asuntos Económicos y el de Trabajo siguen sin gustar. Pero no es solo la patronal la que se opone al nuevo modelo de ERTE (mecanismo RED) que sirva de alternativa al despido para afrontar nuevas crisis o reestructuraciones sectoriales, los sindicatos también han rechazado el borrador de la propuesta porque, ha dicho la UGT, "sólo sirve para ralentizar el proceso".

Se nota mucho que la propuesta del Ejecutivo intenta zanjar la crisis abierta entre las vicepresidencias de Economía y Trabajo y el resultado es que no contenta ni a empresarios ni trabajadores. Así, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha sido muy crítico, ve la redacción "farragosa", "intervencionista" e ideológica" y se ha mostrado "sorprendido" de que "venga de la señora Calviño".

Garamendi entiende que la redacción de una propuesta es "farragosa", lo que dificulta después su aplicación porque será objeto de diversas interpretaciones. Esto además, ha lamentado, puede llevar después a múltiples impugnaciones de la norma. Además, cree que está "llena de intervencionismo, que no deja espacio a las empresas para que se puedan adaptar" y que conllevará al tejido empresarial "mucho más tiempo, mucho más burocracia, mucho más coste".

Del mismo modo, Garamendi opina que la propuesta está "trufada de conceptos en muchos casos bastante ideológicos" por lo que considera que "el planteamiento no va en la buena dirección".

Los indicatos, tampoco

Pero si las empresas critican la rigidez de la norma, los sindicatos tamboco lo ven claro y advierte de que "dificulta sobremanera el desarrollo de las negociaciones de la de la mesa de diálogo Social y nos aleja de un posible acuerdo". Así lo ha expresado CCOO, que pide centrar la negociación en el cierre de las materias que hay pendientes en la mesa, "producto de una larga negociación", y seguir negociando la propuesta de ERTE "en plazos más realistas, y que faciliten la consecución de un acuerdo".

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, lamenta que la propuesta "no aporta nada en el momento ni a la altura de las negociaciones" y señalaba que el borrador introduce "elementos como una bolsa de despido, una especie de mochila (austríaca), en un invento que no habíamos ni siquiera comentado (...) sería otro capitulo y habría que tratarlo por separado".

Según el borrador que detalla este nuevo modelo de ERTE, el mecanismo requerirá de una activación previa en Consejo de Ministros por causas estructurales o ante "causas económicas derivadas de una situación coyuntural de alcance general". En este último punto, el Ministerio de Asuntos Económicos tendrá que especificar qué indicadores así lo determinan. La propuesta también detalla que las empresas accederán a beneficios en sus cotizaciones sociales siempre que pongan a disposición de sus trabajadores afectados acciones formativas, por las que además recibirán financiación, y la creación de un fondo especifico para las necesidades estos ERTE.

Pero es que la contradicción es continua. A la pregunta que realizaba el diputado y secretario general del PP, Teodoro García Egea, de "si tan mala es la reforma laboral del PP, ¿por qué presumen de creación de empleo?", la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, respondía: "Su reforma laboral fue extremadamente agresiva". Añadía posteriormente que el Gobierno va ir a más allá de una derogación y va a cumplir con el acuerdo de coalición y lo comprometido con Bruselas.

Ya se hacomprobado que lo demandado por Unidas Podemos, socio de Gobierno. es contrario a lo exigido desde la UE.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios