www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 15

El Real Madrid confirma su candidatura al título con defensa y Vinicius | 2-1

El Real Madrid confirma su candidatura al título con defensa y Vinicius | 2-1
Ampliar
lunes 29 de noviembre de 2021, 00:58h
El Sevilla ganaron el control del juego e incomodaron siempre a los locales. Pero perdonaron y Vinicius les ajustició con un golazo. Por M. Jones

Real Madrid y Sevilla se midieron este domingo en el Santiago Bernabéu y en uno de los duelos cumbre de LaLiga. Ambos llegaban de disfrutar éxitos en el ámbito europeo, aunque arrastraban el cansancio propio de dos plantillas exprimidas. Carlo Ancelotti sólo varió su once de gala por fuerza: Rodrygo sufrió una repentina gastroenteritis y le suplió Asensio. Mientras que Julen Lopetegui, sabedor del golpe sobre la mesa que podría dar su conquistaba Concha Espina, reprodujo su idea valiente. Y ordenó salir con ardor.

Descerrajaron los andaluces presiones agresivas y muy coordinadas desde temprano. Establecieron un tempo y una exigencia de precisión y armonía combinativa que conllevó la multiplicación de los pelotazos de Courtois hacia la medular. Le costaría mucho a los merengues tejer circulaciones de balón, al contrario que a los hispalenses, mejor en la ocupación de espacios y en la lectura de las situaciones durante el primer acto. E hicieron caja en el minuto 12. Acuña emitió un lanzamiento tenso y Rafa Mir, totalmente sin marca, embocó un cabezazo cruzado maravilloso.

Con 0-1, los visitantes estuvieron en condiciones casi de sentenciar el reparto de puntos. Porque el sistema capitalino quiso subir líneas y presionar con todo, para reaccionar a la cornada, mas lo que sucedió fue que perdieron la cohesión táctica construida en estos meses. Dejando espacios para que la claridad de pase sevillana campa a sus anchas. Las ayudas no llegaban a los costados de Casemiro y Rafa Mir y Ocampos brillaron, con bastante espacio para maniobrar.

El regateador argentino dibujaría un toque sedoso de diestra, bombeado, para estrellar la pelota en el larguero y el delantero español, en doble llegada muy clara, marró un mano a mano con Courtois -parada providencial del belga- y vio como Militao sacaba bajo palos otro intento suyo. Había salido de carril el conjunto madrileño, tambaleado por el renacer de los fantasmas estructurales de antaño. No habían inquietado a Bono más que en un zurdazo desviado de Alaba y en un remate mal dirigido de Vinicius -en la única combinación efectiva coral generada hasta ese momento-.

Sin embargo, sobrevivió a la marejada el conjunto de Ancelotti y se encontró con el empate. En el minuto 32 a Militao se le ocurrió chutar desde 30 metros. El cañonazo nació en dirección al poste y Bono cometió un error grotesco. Despejó mal, la pelota tocó la madera y el rechace llegó a Benzema para el 1-1. Y el reflujo anímico consiguiente provocó el crecimiento de Kroos y de Mendy -Vinicius, ausente, fue victimizado por la doble marca de Montiel y Koundé- y casi se tradujo en la remontada. En el descuento, un latigazo de Asensio lamió el travesaño.

Quedó el bloque preparado por Lopetegui con sensación de injusticia. Había sido mejor y antes del parón Ocampos había pedido un posible penalti de Alaba. Así que en la reanudación quisieron afianzar su filosofía, con más rigor en la presión alta y más posesión. Empujarían al su rival a atrincherarse y a esperar, tesitura que, por otra parte, es en la que funciona de verdad la defensiva local. 'Papu' Gómez había reclamado el timón y suyo fue el zurdazo inaugural que detuvo Courtois.

Trataron de rebelarse los locales, alzando la altura de su esquema. Y Asensio rozó la diana al culminar un contragolpe -zurdazo ajustado al segundo poste-. Mas, no alcanzaron a neutralizar la personalidad de la propuesta sevillista y regresarían a la cueva. Fernando sostuvo la valentía de su delegación, superando a su colega Casemiro. Y Acuña sobresalió, de largo, en el gremio de laterales. Adolecían únicamente los visitantes de falta de finura en tres cuartos de cancha para condecorar su buena actuación global.

De cara al desenlace los estrategas se blindaron: entraron Delaney, Camavinga y Fede Valverde -por Rakitic, Modric y Asensio-. Y ese movimiento desembocó en un respingo de fuerza física capitalina, con el dibujo merengue más arriba y más intenso en los lances. Este hecho derivó en el volantazo de Lopetegui, que metió en dinámica a Óliver Torres y a Óscar. Anhelaba protegerse con la pelota. No lo consiguió. El viento soplaba ya en dirección al arco de Bono. Alaba marraría una volea franca y Vinicius, gris hasta este punto, realizó una obra de arte para dar a su vestuario el éxtasis -minuto 88-. Sentó a Ocampos con un control con el pecho, dejó atrás a Montiel con un amague y encañonó un derechazo -impensable en otros tiempos- que se coló, inabarcable, por la escuadra. Y Courtois bajaría el telón salvando a su conjunto sacando un remate de Delaney desde el área pequeña.

- Ficha técnica:

2- Real Madrid: Courtois; Mendy, Alaba, Militao, Carvajal (Lucas Vázquez, min. 94); Casemiro, Kroos, Modric (Camavinga, min. 74); Asensio (Fede Valverde, min. 74), Vinicius (Nacho, min. 92) y Benzema.

1- Sevilla: Bono; Acuña, Diego Carlos, Koundé, Montiel (Munir, min. 90); Fernando, Jordán (Óscar, min. 81); `Papu`Gómez (Óliver Torres, min. 81), Rakitic (Delaney, min.70), Ocampos (Idrissi, min. 90); y Rafa Mir.

Goles: 0-1, min. 12: Rafa Mir; 1-1, min. 35: Benzema; 2-1, min. 86: Vinicius.

Árbitro: José María Sánchez Martínez. Amonestó a Carvajal, Kroos, Montiel, Ocampos y Acuña.

Incidencias: partido disputado en el Santiago Bernabéu, correspondiente a la decimoquinta jornada de LaLiga.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios