www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Misterios de la nueva enseñanza (2)

José Manuel Cuenca Toribio
sábado 18 de diciembre de 2021, 19:17h

Hodiernamente se ofrece como recurso muy expeditivo, cara a descalificar y, no pocas veces, ridiculizar la pedagogía memorística en la impartición de la Historia en centros de enseñanza Primaria y Secundaria, aludir a la lista de los reyes godos, que, según tal versión de nuestro inmediato pasado, debían conocer sin tropiezo alguno todos los escolares para superar la asignatura referida. Al menos en los últimos setenta años dicha visión es por entero falsa; y hasta es posible que su vigencia, en caso de existir, se
redujera a las aulas de los institutos y escuelas de la segunda mitad del Ochocientos. Sea cual sea, sin embargo, la exactitud de esta leyenda urbana, hay que reconocer paladinamente el completo acierto de sus patrocinadores y difusores, pues, conforme se apuntaba al comienzo de estas líneas, en la actualidad goza de roborante salud en las esferas auspiciadoras de una nueva enseñanza de la Historia en los centros de Secundaria.

Por lo demás, y luego de conceder gustosamente la razón a los críticos y denostadores de los excesos por sí negativos a los que conduce una docencia tan solo memorística en el campo de la Historia, ha de ponderarse sin complejos su valor indiscutible en punto a aprehender lo esencial de sunaturaleza. Sin una mínima familiaridad con los personajes de las Edades que antecedieron a la actual, con las principales efemérides culturales, políticas, bélicas o religiosas es de todo punto imposible disponer de los conocimientos necesarios para alcanzar una cosmovisión elemental de la instalación individual y colectiva en el despliegue temporal de las sociedades y de sus protagonistas, las mujeres y hombres del pasado, y con lo que cu otidianamente convivimos, sea a escala local, nacional o planetaria, a través del diálogo personal o mediático, por medio de las muy sofisticadas técnicas que pugnan cada día por imponer su avasallador dominio en un mercado de competición casi salvaje.

Es cierto que la dificultad inherente a todo aprendizaje sube de punto en el terreno historiográfico para los niños y jóvenes con escasa musculatura memorística. Empero, los más débiles en dicho extremo pueden acceder sin sobretasa de esfuerzo a un conocimiento adecuado o suficiente de un ayer que es muy útil conocer para instalarse creadoramente en el hoy. Existieron y existen profesionales del noble y adusto oficio de Clío en posesión de una discreta memoria y una alta inteligencia que cultivaron y cultivan en grado envidiable el saber historiográfico. Los virtuosos de fechas y efemérides pueden exhibir sus portentosas cualidades en certámenes y ferias; mas sin la potencia mental requerida para comprender las causas fundamentales de los procesos históricos poco aportarán al desenvolvimiento de sus motores esenciales. Pero cuanto más rica sea la erudición, más enjundiosa será la interpretación. Como base de ambas, la potencia mental asegurará la fortaleza y calidad de una y otra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios