www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las motos sobreviven a la crisis de los microchips

Las motos sobreviven a la crisis de los microchips
Ampliar
(Foto: Efe)
jueves 23 de diciembre de 2021, 12:11h
Con un crecimiento de más del 6% en lo que va de año, el mercado de las dos ruedas está capeando mejor la carencia de semiconductores. Las motos suponen el 16% de las matriculaciones.

A pesar de que los datos son aplastantes, las motos son las grandes olvidadas por parte de la administración. Teniendo en cuenta que con sus casi 180.000 unidades vendidas representan el 16% de las matriculaciones de vehículos en España, el Gobierno “no está incorporando esta realidad en sus políticas”, apuntan desde ANESDOR. José María Riaño, su secretario general, recuerda además que ante los nuevos escenarios de movilidad “cada vez más ciudadanos se desplazan en moto”.

Pero las motos no están apareciendo en la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada del Ministerio de Transportes ni en las Directrices de Creación de Zonas de Bajas Emisiones del Ministerio de Transición Ecológica y la FEMP, ni tampoco en los Planes de Movilidad Urbana Sostenible de la mayoría de los Ayuntamientos. A ojos de ANESDOR, esta situación es “injusta” y afectará negativamente a usuarios y empresas de la moto cuando en 2023 se añadan las zonas de bajas emisiones en los municipios de más de 50.000 habitantes.

A esto se suma la petición de ANESDOR de cambiar la actual clasificación de etiquetas para las motos. La propuesta es añadir la categoría ECO para las motos Euro5, o bien, una etiqueta D, ya que las motos nuevas están recibiendo el mismo distintivo que las de 2007. Por último, también piden que se aclare definitivamente la no equivalencia de las etiquetas entre coches y motos.

La valoración de 2021 es muy positiva. La moto es el segmento de la parte de automoción que mejor se está comportando en cuanto a ventas. Está superando los volúmenes del año pasado, quedándose muy cerca de los volúmenes de 2019, que fue el año récord de la década. Es verdad que hay algunos problemas, que la moto no se está escapando a la crisis global de logística, de suministro de determinados componentes. Así y todo, las cifras de mercado son muy buenas.

2022 va a ser un gran año para las motos, ya que además regresa del principal evento de las marcas de moto en España, Vive la Moto en Ifema, donde la moto eléctrica será la gran protagonista, pues está ganando cada vez más cuota en la calle. Cada vez hay más marcas que tienen oferta en eléctrico, y esta oferta es bastante más amplia y se está reflejando en el mercado. El eléctrico puro más popular es la moto y tiene unas cotas superiores al 6% y, por tanto, es seguro que esta edición va a ser récord en cuanto a presencia de motos eléctricas.

Los escúter siguen siendo más de la mitad del mercado total de la moto y están ganando nuevos clientes día a día. Es la opción más popular de movilidad urbana. Pero esto sin perjuicio de lo que es la otra gran parte, casi la mitad, alrededor de un 45% de la moto de ocio, la moto de turismo, que se está comportando también muy bien tras la salida de los confinamientos. Incluso durante este año ha habido momentos donde la parte que más crecía era esta de moto de ocio y turismo. Los clientes tienen más ganas de aprovechar cada minuto. Y la moto de ocio ofrece grandes sensaciones, libertad, de manera que está resultando muy atractiva.

La moto además es una solución estratégica al problema del transporte individual en las ciudades. Ahora que ya se han recuperado e incluso se están superando los niveles de movilidad previas a la pandemia, la moto por su reducido espacio y características contribuye sensiblemente a controlar y a reducir el problema de la congestión. Además, motocicletas y ciclomotores tienen unos costes de uso contenidos.  Y así lo están reflejando las cifras de mercado que opta por estos vehículos ligeros.