www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENTRE ELLOS, PAROT

Bildu se burla de Sánchez con los homenajes a etarras

El portavoz de la red Sare de apoyo a los presos de ETA, Joseba Azkarraga.
Ampliar
El portavoz de la red Sare de apoyo a los presos de ETA, Joseba Azkarraga. (Foto: Efe)
viernes 31 de diciembre de 2021, 14:29h

El colectivo de presos de ETA anunciaba hace un mes su intención de acabar con los “recibimientos públicos” a reclusos etarras excarcelados.

No hace ni un mes que el colectivo de presos de ETA anunciaba su intención de acabar con los “recibimientos públicos” (por no decir homenajes) a reclusos etarras excarcelados. Se comprometían, de hecho, a limitar las recepciones a actos "discretos" y en "el ámbito privado". Para aderezar la generosa decisión, aseguraban “entender” que las víctimas de la banda terrorista puedan sentirse "heridas" por estos “ongi etorris”.

Se constata, con la confirmación de los actos a favor de los presos de ETA convocados este viernes por la red de apoyo a los presos de ETA Sare en Pamplona y Mondragón (Guipúzcoa), y en los que se homenajeará, entre otros a Henri Parot, condenado por 39 asesinatos, que se trataba de una tomadura de pelo y un engaño en un momento en el que el Gobierno negociaba aspectos relevantes de los Presupuestos Generales del Estado. Unos, los de Bildu, quieren más dinero y beneficios penitenciarios para los etarras encarcelados y otros demandan gestos que suavice la negociación.

El interés político por ambas partes es evidente. El Gobierno consigue sus prespuestos aprobados, aunque "permita" a los amigos de ETA seguir con su discurso y sus objetivos con los presos. Esta misma mañana, Sare y Etxerat, el colectivo que agrupa a los familiares de etarras, han defendido en Pamplona que se culmine "la hoja de ruta" establecida para ellos y que incluye el traslado de todos a las cáceles de Navarra y el País Vasco. Y meten prisa porque dicen que esta hoja de ruta pasa por "la culminación del traslado", la asunción de las competencias penitenciarias por parte de ambas comunidades y "la superación de los obstáculos que persisten" para un "plan de itinerarios de integración plena" para todos los pesos "en un tiempo razonable".

El caso es que el acto llega el día y con las cuentas ya aprobadas, el escarnio y el desprecio a las víctimas vuelven a materializarse en el País Vasco con los homenajes y reconocimientos al terrorista más sanguinario de la historia de ETA.

De poco ha servido que partidos como el PP, Vox y C's, junto a colectivos como Dignidad y Justicia, la Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (PAVT) y Covite, pero también desde algunos sectores del Gobierno y del PSE-EE, se haya expresado su rechazo al acto a favor de los presos de ETA, porque, como se preveía, la Audiencia Nacional no lo ha prohibido en la línea de lo avanzado un día antes por la Fiscalía, que se acogía a jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre enaltecimiento del terrorismo.

La Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, así como Dignidad y Justicia, habían solicitado a la Audiencia Nacional que impidiera la celebración de ambas convocatorias al entender que representan un claro ejemplo de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, pero, según la cual jurisdicción penal, sólo se pueden perseguir delitos una vez se hayan cometido, no antes. Es decir, el juez no puede prohibir actos de estas características antes de que se constate si en ellos se producen hechos susceptibles de ser castigados.

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha rechazado prohibir varios actos convocados esta Nochevieja porque no se han observado motivos suficientes para prohibirlos al no haber "constancia alguna que permita afirmar (...) que se haya producido o que se vaya a producir delito alguno… Nos encontramos así ante una convocatoria para la expresión de opiniones que inquietan o chocan a diversos sectores de la sociedad, que, de acuerdo con la precitada jurisprudencia, no tienen cabida ex ante en el ámbito penal".

Eso sí, el juez Calama insta a la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a que sigan de cerca el desarrollo de los dos actos y si hubiera situaciones susceptibles de incurrir en enaltecimiento del terrorismo, justificación de delitos terroristas o humillación a las víctimas, los agentes deberán identificar a los implicados e informen al juzgado.

En la arena política, mientras la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, expresaba su "rechazo más absoluto" por este tipo de iniciativas "que ofenden a las víctimas, reabren su dolor y su drama", el líder del PP, Pablo Casado, recordaba en el Congreso que su formación quiere acabar con los "ongi etorri", ya que "el Gobierno no está haciendo nada" para evitarlos y son "una humillación para las víctimas".

Desde Vox, su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, lamentaba que EH Bildu no haya aguantado ni un mes para volver a homenajear a los presos de ETA. Edmundo Bal en Ciudadanos, recordaba que Parot “tiene en su palmarés y como gran éxito haber asesinado a 39 inocentes, entre ellos numerosos niños en el atentado de la casa-cuartel de Zaragoza”.

Habrá que esperar a que se brinde por el asesino de 39 personas para ver si se interpreta como enaltecimiento del terrorismo y humillación a sus víctimas o como una muestra más de libertad de expresión. Mientras, este jueves se sabía que Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado a cárceles del País Vasco de siete presos de ETA. Así, se eleva a 81 los reclusos de la banda de ultraizquierda que cumplen condena en prisiones vascas y otros trece en la de Navarra. La Asociación de Víctimas del Terrorismo recuerda que con estos nuevos acercamientos, el 51% de los presos etarras están encarcelados en los tres centros del País Vasco y en la prisión de Pamplona.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
5 comentarios