www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Rafel Nadal: Cuando se borran las palabras

lunes 03 de enero de 2022, 12:01h
Rafel Nadal: Cuando se borran las palabras

Traducción de Concepció Cardeñoso Saez de Miera. Destino. Barcelona, 2021. 336 páginas. 21 €. Libro electrónico: 8,99 €.

Por Federico Aguilar

“Mi madre miraba por la ventana, pero no sé lo que veía. Estaba en el comedor de la casa familiar de la plaza de Santa Llúcia como siempre, sentada en un sillón orejero, con las manos juntas sobre el regazo, la cabeza inclinada hacia la derecha, los labios cerrados y los ojos vidriosos mirando a saber qué más allá de la terraza y del campanario de Sant Pere. No tenía grandes complicaciones de salud y parecía estar en buena forma; en la buena forma física que se puede estar a los noventa y ocho años y pasándose todo el día entre el sillón y la silla de ruedas. Podía parecer que todo era como antes, como siempre, pero nada era igual. Se habían borrado las palabras. Todas. El diccionario entero.

Era muy desconcertante.

Al principio, hace cinco o seis años, se borraron las palabras difíciles, las más complicadas.

Después empezaron a desaparecer las normales, las sencillas. El paso del tiempo barrió también las más cortas, incluso los monosílabos. Hace ya cuatro años que no habla. Ni una palabra. Los lingüistas dicen que las cosas no existen si no tienen nombre. Por eso, cuando las palabras se borraron, las cosas también dejaron de existir. Primero desaparecieron solamente algunos episodios puntuales de su vida. Después se desdibujó todo lo que había compartido con las cosas y con nosotros, que también perdimos el nombre”.

El comienzo de Cuando se borran las palabras nos adelanta perfectamente el contenido de esta obra con la que el escritor y periodista Rafel Nadal (Gerona, 1954), tras Cuando éramos felices y Días de champán, culmina la saga dedicada a su familia y que le ha hecho convertirse en un autor imprescindible de la literatura memorialística de hoy.

Su tercer volumen nace sobre todo, como ha declarado el propio Nadal, acuciado por las circunstancias, en las que el deterioro de su madre, aquejada del devastador alzhéimer, avanzaba a pasos agigantados. Así, Cuando se borran las palabras resulta un sentido homenaje a su progenitora, pero va más allá, pues también lo es a toda su generación. Con gran sensibilidad, pero sin caer nunca en una inane sensiblería, Rafel Nadal recupera un mundo antes de que se pierda para siempre.

Este cometido lo realiza sumido en la nostalgia, y nos ofrece muchas veces pequeños detalles de ese mundo, que cobran un especial significado. Pero Cuando se borran las palabras no es un libro triste. Hay incluso humor y sobre todo un enorme amor a la vida, una gran ilusión por vivir. Y por trasmitir ese amor a sus nietos. La vida siempre continúa. Rafel Nadal nos brinda en este volumen, y en toda la trilogía, una obra emocionada y emocionante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios