www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Las traiciones de Sánchez indignan a sus socios

EL IMPARCIAL
sábado 15 de enero de 2022, 15:32h

Podemos, ERC y Bildu siempre han tenido una gran sintonía política. Los tres partidos se sitúan en la extrema izquierda, aborrecen la Monarquía y, por ende, la Constitución y, aunque soterradamente, mantienen su sueño de asaltar los cielos. Pero ya no lo disimulan. Los bandazos ideológicos de Pedro Sánchez, que aparca las decisiones más radicales por la proximidad de elecciones autonómicas, ahora en Castilla y León y, pronto, en Andalucía, están desquiciando a su socio de Gobierno y a los de legislatura.

Los dirigentes de Podemos siguen indignados por la cobardía del presidente en el escándalo de Garzón. Aterrado por las consecuencias en el electorado en las próximas convocatorias con las urnas, Sánchez calificó las declaraciones del ministro de Consumo de “lamentables” y mandó a sus ministros a desautorizarlo públicamente. Pero al líder del PSOE le ha salido el tiro por la culata. Los ganaderos, un enorme puñado de votos, no se fían de él al no destituir fulminantemente a Garzón. Y los ecologistas más radicales parecen engordar el saco de votos de Podemos a costa de los socialistas, según las últimas encuestas.

Y, como consecuencia, acaba de sonar el último golpe a Sánchez de su socio de Gobierno. Podemos defiende la necesidad de que el Gobierno autorice un referéndum de autodeterminación en Cataluña, lo que le acerca aún más a ERC. El nuevo ministro de Universidades, Joan Subirats, acaba de declarar que es necesario celebrar “una consulta para cambiar la estructura del Estado.” Y la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha defendido que “los catalanes deben votar un acuerdo tras la mesa de diálogo”. Podemos también se ha mostrado partidario de que el Gobierno indulte a los terroristas etarras, como hizo con los dirigentes secesionistas catalanes que intentaron dar un golpe de Estado.

Con Yolanda Díaz en busca de una plataforma de izquierdas para enfrentarse a Pedro Sánchez, se estrecha la alianza entre ERC, Bildu y Podemos. Y los tres partidos parecen estar dispuestos a declarar una guerra abierta al PSOE, pues los tres sufren electoralmente su apoyo incondicional al Gobierno. De momento, los comunistas no romperán la coalición ni los separatistas dejarán a Sánchez a la intemperie, ante el riesgo de que el PP siga creciendo. Pero a Sánchez se le acaba el cuento. Ha mentido y ha traicionado a todos los que le llevaron a La Moncloa. Y tarde o temprano lo pagará.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (17)    No(0)

+

2 comentarios