www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FINAL

Supercopa. El Real Madrid, campeón seductor en Arabia Saudí | 0-2

Supercopa. El Real Madrid, campeón seductor en Arabia Saudí | 0-2
Ampliar
(Foto: Twitter: @rfef)
domingo 16 de enero de 2022, 21:25h
En una de sus mejores prestaciones con pelota, los capitalinos dominaron por completo al Athletic. Modric y y Benzema certificaron el título.

La tercera final de la Supercopa que se desarrolla fuera de España -se jugó en Riad, en la segunda vez que se celebra en Arabia Saudí- enfrentó a Athletic y Real Madrid, vigente campeón del torneo y líder destacado de LaLiga. Dos clubes que se han encontrado dos veces en el pasado diciembre, en sendos duelos ligueros. Por ende ante rivales que se conocen tan bien y se han estudiado tanto, con resultados previos de 1-0 y 1-2, se pronosticaba un nudo táctico. Una exhibición de intensidad, músculo y rigor.

Pues bien, correspondería en parte a ese presupuesto. Marcelino García Toral y Carlo Ancelotti privilegiaron el control y la economía de riesgos, pero desde planteamientos distintos. Los capitalinos se afanaron en alimentar una posesión eterna que limitara al máximo la velocidad a la contra y el juego aéreo de los vascos; y los rojiblancos se cerraron sin encerrarse, con la línea defensiva en tres cuartos de cancha. Y en ese ajedrez disfrutaría de más comodidad el favorito. Porque, amén de la concentración y el orden aplicados, su manejo de la pelota gozó de una armonía que desactivó a la afamada presión contrincante.

Quedaron los vizcaínos, que repitieron el once que batió al Atlético el jueves, impedidos para apretar con ardor a la salida de juego del trece veces campeón de Europa. Se resguardaron con repliegues acelerados cada vez que Toni Kroos o Luka Modric batían líneas. Así que regalaron a los merengues metros y una iniciativa que, precauciones y horizontalidad mediante, usaron para afilarse en la banda derecha. En ese carril Lucas Vázquez -lateral ante el positivo de Carvajal- y Rodrygo -titular por la baja de última hora de Asensio- acumularon la inquietud de la coordinada defensiva de los leones.

Sólo se estiraría en vuelo con acierto dos veces el comedido Athletic antes del descanso. Descorcharon su bagaje ofensivo en el minuto 37 -con chut a las nubes de Zárraga- y lo cerraron por medio de Ohián Sancet -que se filtró entre líneas para emitir un derechazo, desde el pico del área, que rozó el larguero-. Y no sufrían, a pesar de especular atrás. Concedieron saques de esquina y algún tiro -destacado el intento cruzado de Benzema que se fue fuera por poco y el latigazo angulado de Casemiro, hacia el primer palo, que Unai Simón sacó con apuros-.

En ese paisaje comprimido, la calidad solloza para localizar hueco. Aunque cuando le hace, rebosa. En ese sentido, un fogonazo podía desnivelar el equilibrio. Muniain -faro total de su delegación- y Sancet -estilete desde la mediapunta- no lograron brillar y perdieron la partida del talento ante los madridistas, que golpearon en el minuto 38. La única ventana para contragolpear ras superar la presión ajena fue amortizada por Kroos. El germano aperturó para que Rodrygo acelerara y, en diagonal, aglutinara a cuartos defensores. El brasileño les hipnotizó, a toda velocidad, y cedió para que Modric, sin marca y desde la frontal, conectara el 0-1 con sencillez y calidad.

Marcelino, que había apostado a contemporizar y que el cansancio le hiciera el trabajo, no esperó y metió a Nico Williams en el entretiempo. Necesitaba sembrar amenaza en el uno contra uno, ganar ambición. Pero se descubrió 0-2 en la reanudación. Una quirúrgica circulación del equipo en ventaja propuso a Benzema un chut dentro del área. La pelota golpeó el brazo extendido de Yeray y el VAR y el colegiado señalaron penalti. El delantero francés ampliaría su cuenta goleadora con una transformación tan ajustada que anuló la sensacional estirada de Unai Simón -minuto 52-.

Cuesta arriba, el técnico asturiano metió en la cancha a Yuri Berchiche -estupendo pasador-, Raúl García y Mikel Vesga. Y sus pupilos dieron un paso al frente, al fin. Construyeron lo esperado: una tormenta de centros laterales, casi siempre hacia el tanque navarro, que desafió la consistencia de Militao, Alaba -recuperado para este evento- y Casemiro. Mas, le costaría nutrir esa estrategia porque exhibiría el Madrid un sobresaliente sacrificio colectivo en las ayudas defensivas -con Vinicius y Rodrygo subrayados en esa labor-. Y Courtois, que recibió el primer tiro a puerta vasco en pleno desenlace -pasado el minuto 80- se ganó los focos al parar un penalti a Raúl García -por mano del expulsado Militao-. Cuando el físico traicionó a un escuadrón merengue que alzó el trofeo con la misma comodidad con que jugó.

- Ficha técnica:

0- Athletic: Unai Simón; Balenziaga (Yuri Berchiche, min. 58), Íñigo Martínez, Yeray, De Marcos; Dani García, Zárraga (Vesga, min. 58); Berenguer (Nico Williams, min. 45), Muniain (Nico Serrano, min. 81), Sancet (Raúl García, min. 58); e Iñaki Williams.

2- Real Madrid: Courtois; Mendy, Alaba, Militao, Lucas Vázquez (Nacho, min. 91); Casemiro, Kroos, Modric; Rodrygo (Fede Valverde, min. 64), Vinicius (Marcelo, min. 86) y Benzema.

Goles: 0-1, min. 38: Modric; 0-2, min. 52: Benzema (penalti).

Árbitro: César Soto Grado. Expulsó a Militao y amonestó a Marcelino, Dani García y a Yeray.

Incidencias: partido correspondiente a la final de la Supercopa de España, disputado en el estadio King Fahd Stadium de Riad, Arabia Saudí. Aforo completo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios