www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Ciudadanos de Shanghai se rebelan por el largo confinamiento decretado

Ciudadanos de Shanghai se rebelan por el largo confinamiento decretado
Ampliar
EL IMPARCIAL/Efe
viernes 15 de abril de 2022, 17:24h
La falta de comida, de medicamentos y de atención en los hospitales está prendiendo la mecha de los disturios.

Shanghái mantiene desde principios de mes un estricto confinamiento para tratar de atajar el peor rebrote vivido en la ciudad en toda la pandemia de la Covid-19, provocado por la contagiosa variante ómicron del coronavirus, que ha puesto en jaque la estrategia de tolerancia cero contra la covid del país asiático.

China insiste en su política de cero covid al tiempo que trata de resolver uno de los puntos débiles de la estrategia: la baja tasa de inmunización entre los ancianos, uno de los grupos más vulnerables pero también uno de los más reticentes a vacunarse. Ha aplicado la misma estrategia que en los dos años anteriores, campañas masivas de PCR, restricciones a la movilidad y confinamientos selectivos o generales que esta vez se han concentrado en la ciudad oriental de Shanghái y en la provincia de Jilin (noreste).

Millones de personas permanecen confinadas en sus hogares por temor en parte a que una ola todavía mayor de contagios colapse el sistema sanitario, situación que es más probable por las reservas de los mayores a vacunarse. Alrededor del 40 % de los mayores chinos de 80 no ha recibido ninguna dosis de una vacuna contra la covid y aproximadamente 50 millones de habitantes mayores de 60 no tienen una pauta completa de vacunación, según datos de marzo de la Comisión Nacional de Sanidad de China.

La ciudad que sufre el peor rebrote de covid en la actualidad, Shanghái, prohibió ya el 1 de marzo las visitas a las residencias de ancianos. Según datos oficiales, el 63 % de los mayores shanghaineses de 60 había recibido una pauta completa de vacunación el 8 de abril y, al mayor riesgo actual de contraer el covid, se unen los problemas causados por el propio confinamiento.

Shanghái, donde existen más de 240.000 casos activos entre sintomáticos y asintomáticos, permanece confinada desde hace dos semanas, y sus residentes se han enfrentado en numerosos casos a escasez de comida y a la falta de atención médica en los hospitales y de medicinas y tratamientos, lo que afecta sobre todo a los de edad más avanzada.

Una grabación de una llamada telefónica en la que un anciano con enfermedades crónicas y sin víveres llamaba a las desbordadas autoridades locales pidiendo ayuda se hizo viral en las redes sociales chinas esta semana antes de ser censurada.

La situación está llevando al límite la paciencia de algunos: un grupo de residentes de una urbanización en el distrito shanghainés de Pudong se enfrentó con la policía este jueves después de que las autoridades tratasen de requisar temporalmente unos edificios del vecindario para transformarlos en centros de cuarentena improvisados. No es la primera vez que se registran disturbios durante el confinamiento de la ciudad, que de momento sigue sin fecha de levantamiento.

Por otro lado, los fabricantes chinos de automóviles podrían verse obligados a suspender su producción en mayo si sus suministradores en la metrópolis oriental de Shanghái, que continúa bajo un estricto confinamiento, siguen sin poder reactivar sus fábricas por las restricciones. Así lo advirtió He Xiaopeng, cofundador y presidente de Xpeng, uno de los principales fabricantes de vehículos eléctricos de China, en un mensaje publicado en su cuenta de la popular red social WeChat, citado este viernes por el diario económico 'National Business Daily'.

"Si las compañías de la cadena de suministro (del sector automotriz) de Shanghái y alrededores no pueden hallar la forma de retomar sus operaciones y producción de forma dinámica, todas las fábricas de vehículos de China podrían tener que suspender su producción en mayo", vaticinó el ejecutivo.

El director ejecutivo de Huawei y consejero delegado de la unidad de negocio de soluciones inteligentes para automoción de la tecnológica, Yu Chengdong, también compartió este viernes los pronósticos pesimistas para las cadenas de suministro industriales por el confinamiento en Shanghái. En su opinión, aunque también cita de manera especial al sector automotriz, se verían afectadas todas las industrias tecnológicas cuya cadena de suministro pase por Shanghái, lo que generaría unas pérdidas económicas "muy altas", informa el portal de noticias Sohu.

Ese mismo medio recuerda que la "Gigafactoría" en Shanghái del fabricante estadounidense de vehículos eléctricos Tesla -que representa en torno a la mitad de las unidades que fabrica la compañía a nivel mundial- mantiene sus operaciones suspendidas desde el pasado 28 de marzo. "(El primer trimestre) fue excepcionalmente difícil por las interrupciones a la cadena de suministro y la política de 'cero covid' de China", explicó el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, el pasado día 3 en su cuenta oficial de Twitter.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios