www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Europa respira con la victoria de Macron

EL IMPARCIAL
domingo 24 de abril de 2022, 20:32h

La UE y los demócratas de todo el mundo celebran el resultado de las elecciones francesas. Algunos, tal vez muchos, más que por la victoria de Macron, por la derrota de Le Pen. La entrada en El Elíseo de la líder ultranacionalista hubiera supuesto un golpe letal para los proyectos de la Unión Europea y, ahora, una brecha en las políticas de Bruselas para combatir el baño de sangre provocado por Rusia en la guerra de Ucrania. La sumisión política y la deuda financiera de la presidenta del partido de extrema derecha con el dictador del Kremlin podrían haber desguazado los planes europeos para frenar la criminal invasión.

Macron, además, se ha erigido como una de las piezas fundamentales de la UE para intentar frenar las criminales operaciones bélicas. Es cierto que ni él ni nadie han tenido éxito en este empeño, pues la guerra ya ha cumplido dos meses y no parece tener fin. Pero el presidente francés ha intentado negociar la paz con Putin y ha contribuido a que los países europeos hagan un frente común. Queda mucho por hacer; en especial, acabar con la masiva compra de petróleo y gas a Rusia. Pero, en este caso, Alemania quiere ganar tiempo por su absoluta dependencia energética.

Se ha vuelto a demostrar que el populismo de extrema derecha coincide con el de la extrema izquierda. Los comunistas y los neofascistas, las dos caras de la misma moneda, admiran el autoritarismo de mano dura de los dictadores. En España, sin ir más lejos, la ambigüedad de Podemos ante la guerra de Ucrania es muy parecida a la postura de Le Pen en Francia. Al estar en campaña electoral, la líder del Frente Nacional intentó disimular su dependencia económica y su admiración por Putin. Durante el debate preelectoral, Macron le pidió que explicara su deuda con un banco ruso de la órbita del Kremlin. Y, abrumada, se salió por la tangente y contestó que ella “es muy patriota”. En nuestro país, el partido morado ha rechazado el envío de armas a Ucrania con el eslogan del “no a la guerra” y ha insistido en su ingenua propuesta de resolver el conflicto bélico con el diálogo. Y es que, los admiradores del sátrapa del Kremlin, ahora se esconden cobardemente ante la brutalidad de los bombardeos del Ejército ruso y las imágenes de las fosas comunes y los cadáveres de civiles tirados en la calle copando las pantallas de televisión de todo el mundo.

Europa, en fin, respira tranquila con la permanencia de Emmanol Macron en El Elíseo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
1 comentarios