www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El fiasco de las medidas anticrisis del Gobierno

EL IMPARCIAL
sábado 14 de mayo de 2022, 08:52h

Las medidas para paliar la crisis económica anunciadas por el Gobierno están resultando un fiasco. El precio de la luz sigue en máximos históricos, a pesar de la cacareada promesa de Pedro Sánchez de que a finales de 2021 la factura se equipararía a la de 2018. Y los 20 céntimos de subvención por litro de combustible todavía no han llegado a las gasolineras, lo que ha provocado que unas suban los precios para poder efectuar el descuento y otras se vean obligadas a adelantarlo lo que las sitúa “al borde del cierre”.

En un comunicado, las dos patronales Aevecar y CEEES afirman que a día de hoy no hay respuesta por parte del Ministerio de Hacienda sobre cuándo se producirán esos cobros que repongan las cantidades adelantadas por los empresarios del sector, lo que está causando graves perjuicios a las empresas con especial incidencia en las pequeñas, “que están abocadas al cierre si no cobran de forma inminente”.

Las dos asociaciones empresariales más representativas del sector de las estaciones de servicio manifiestan así “su malestar por la falta de sensibilidad de la Administración”, que no ha sido capaz de dar ninguna respuesta escrita a las solicitudes del sector en las diferentes reuniones con los interlocutores designados por el Ministerio de Hacienda.

La escalada de ambos carburantes ha provocado que el precio de la gasolina haya aumentado un 34 % desde que comenzó el año, frente al 27 % que se ha encarecido el gasóleo. Con los precios actuales, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta actualmente 92 euros, mientras que con gasóleo alcanza los 94 euros, lo que supone pagar cerca de 11 euros más que a principios de 2022 si se utiliza gasolina, y 20 euros si se elige gasóleo.

En comparación con la misma semana de 2021, la gasolina cuesta ahora un 25 % más, frente al 43 % que ha subido el gasóleo, mientras que si se analizan los precios de la misma semana de 2019, antes de que estallara la pandemia, la gasolina es un 24 % más cara y el gasóleo un 36 %.

Estos son los datos reales tras la promesa del Gobierno difundida a bombo y platillo. Anuncia una subvención que luego no paga y, al final, el precio sube aún más. Hay que esperar que la también cacareada “excepción ibérica” para reducir el precio del gas no se convierta en otro efecto boomerang como la del precio de los carburantes. De momento, hasta al menos dentro de15 días no entrará en vigor. Bruselas tiene todavía que aprobar la propuesta que el Gobierno ya da por hecha. Y, luego, ya veremos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+
1 comentarios