www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REVISIÓN DE LAS EXPECTATIVAS DE CRECIMIENTO

Bruselas sitúa a España a la cola de la recuperación económica

Bruselas sitúa a España a la cola de la recuperación económica
Ampliar
(Foto: EFE/EPA/OLIVIER HOSLET)
EL IMPARCIAL
lunes 16 de mayo de 2022, 11:39h
Recorta en 1,6 puntos porcentuales su previsión de crecimiento para España, que se queda en el 4%.

La Comisión Europea ha empeorado hasta el 4% su previsión de crecimiento para España en 2022 debido al impacto de la guerra de Ucrania y la subida generalizada de los precios. De este modo, el Ejecutivo europeo recorta 1,6 puntos porcentuales el rebote de la economía española, lo que la sitúa a la cola de la recuperación de las economías europeas tras la Covid.

España, según las previsiones de Bruselas, no alcanzará su nivel de riqueza previo a la pandemia de Covid-19 hasta el tercer trimestre de 2023.

Además, la Comisión Europea recortó este lunes más de un punto su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) de la eurozona, hasta el 2,7 % desde el 4 % que proyectó en febrero, por el impacto de la guerra rusa en Ucrania, y estima que la inflación media este año alcanzará el 6,1 %.

De forma idéntica, la expansión económica este año para el conjunto de la Unión Europea también lo sitúa en el 2,7 %, lo que supone de nuevo una rebaja de 1,3 puntos porcentuales, mientras que el crecimiento de los precios será del 6,8 %, según las previsiones de primavera del el Ejecutivo comunitario.

Para el ejercicio de 2023, Bruselas estima que el crecimiento del PIB será del 2,3 % tanto en la zona euro como en los Veintisiete, así como que la inflación se moderará hasta el 2,3 % y el 3,2 %, respectivamente.

La subida de precios ahoga el crecimiento

"Se prevé que España mantenga un fuerte crecimiento este año, aunque el impulso debería suavizarse marcadamente en el segundo trimestre. Las inversiones del Fondo de Recuperación y Resiliencia y la recuperación del turismo apoyarán el crecimiento", dijo el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni.

La economía española inició el año con vigor tras haber crecido un 5,1 % en 2021, remontando tras la pandemia, pero los problemas de suministros y la escalada de precios ligados a la invasión rusa de Ucrania han puesto freno a la actividad en el primer y segundo trimestre del año, según el informe comunitario.

A partir del tercer trimestre debería recuperar ímpetu apoyada en el turismo, las inversiones del plan de recuperación y una cierta reactivación del consumo privado, pero Bruselas advierte de que el deterioro del poder de compra de los hogares por la inflación y la caída de los salarios reales tirarán a la baja del PIB.

La Comisión avisa de que "los riesgos a la baja predominan en un contexto de gran incertidumbre global" y destaca entre estos la inflación, motivada por una subida de los precios energéticos "más rápida en España que en la mayoría de países de la eurozona" y que se está trasladando cada vez más a otros productos.

Un mayor aumento de los precios podría afectar sobre todo al transporte, la construcción y la industria electrointensiva y minar aún más el consumo privado, señala.

Bruselas también avisa de que las medidas que se adopten por el conflicto ucraniano "pesarán sobre el déficit" y que la indexación de las pensiones conforme al IPC "podría resultar en gastos más altos de lo previsto" si persiste la elevada inflación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
6 comentarios