www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUS SOCIOS DE LEGISLATURA, MÁS MOLESTOS QUE NUNCA

Hasta los separatistas critican a Sánchez por atacar al PP en lugar de explicar su responsabilidad en Pegasus

Hasta los separatistas critican a Sánchez por atacar al PP en lugar de explicar su responsabilidad en Pegasus
Ampliar
(Foto: EFE/ Fernando Alvarado)
jueves 26 de mayo de 2022, 11:19h
Rufián no acepta las disculpas y pregunta a Sánchez por qué espiaba a ERC mientras negociaba una legislatura con esa formación política.

Los partidos independentistas se han mostrado muy duros con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia parlamentaria para explicar el caso Pegasus. El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, le ha preguntado "Qué ha venido a hacer aquí", al inicio de su intervención, y si era "consciente" de lo que había hecho. Una pregunta que ha secundado la portavoz de JxCat, Miriam Nogueras, que ha acusado al presidente de tratarles como a "estúpidos", ya que "criticar al PP no es tomar responsabilidades en el caso de espionaje a líderes independentistas.

Todo ello, después de que Sánchez haya dedicado su primera intervención a criticar a la oposición del PP, antes que a dar explicaciones por el espionaje a independentistas.

Rufián ha dado la clave, al considerar que si espiaban al independentismo por ser una amenaza para el Estado, como los "delincuentes y los yihadistas", ¿por qué entonces negociaban una legislatura con ellos? "Espiaban a la ERC mientras negociaban con usted una legislatura", ha afirmado Rufián, acusando así al presidente del Gobierno de espionaje político con instrumentos del Estado.

"No han limpiado sus cloacas, pensando en que las pueden controlar", ha abundado Rufián. Por su parte, Miriam Nogueras ha considerado que, como presidente, "no puede soltar estas milongas" y pretender que los independentistas queden tranquilos. "Usted tiene la responsabilidad, usted es el presidente del Gobierno, criticar a la derecha, criticar al PP, no es asumir responsabilidades".

"El mayor controlador del CNI es el presidente del Gobierno, o sea usted", ha dicho Rufián. El portavoz independentista ha lamentado que Sánchez haya justificado los espionajes a políticos ante las amenazas por cortes de vía o altercados callejeros y le ha preguntado si también intervendrán las comunicaciones de un sindicato que mañana quiera cortar una vía férrea o quemar contenedores en defensa de un derecho laboral.

"Estamos hablando de un intento de toma del aeropuerto del Prat, de sabotajes diarios en el cercanías, había un evidente problema de seguridad nacional", le ha contestado Sánchez, en su turno de réplica.

"Están abriendo una puerta peligrosa", le ha manifestado Rufián a Sánchez, al tiempo que le ha instado a ser consciente de que existe "un búnker en el Estado profundo", que busca "excitarnos a nosotros para desestabilizarles a ustedes".

Ha sido este también el tono de EH Bildu y otros aliados parlamentarios del Gobierno como Más País han cargado contra el Ejecutivo por espiar a sus propios socios parlamentarios a través de Pegasus y han puesto en duda que controle al Estado "profundo", a las "cloacas", en un país donde ha habido "guerra sucia" y "terrorismo de Estado".

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha exigido al jefe del Ejecutivo investigar, aclarar y depurar responsabilidades respecto al espionaje y cerrar la crisis para no poner "en riesgo" el camino del Gobierno y el apoyo del bloque "plurinacional y de izquierdas".

El debate ha estado embarrado desde el primer momento, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado el inicio del Pleno del Congreso sobre el espionaje con Pegasus para cargar contra los "escándalos de corrupción" del Partido Populra, criticando su "gula para apropiarse del dinero público" y la creación de "policías paralelas", en alusión a los casos Gürtel y Kitchen. En vez de entrar en el fondo de la cuestión, descartó comentar las relaciones de los separatistas con Rusia y pidió perdón a los dirigentes de la Generalidad que habían sido espiados.

Sánchez ha comparecido este jueves en el Congreso a petición de varios grupos para dar cuenta sobre el espionaje político con el sistema Pegasus, que ha provocado una crisis con sus socios de Gobierno de Unidas Podemos y con socios parlamentarios como ERC, pero ha iniciado su intervención recordando que la próxima semana se cumplirán cuatro años de la moción de censura que puso fin al Gobierno del PP.

Después de aproximadamente media hora centrada en las críticas al PP, ha anunciado la aprobación de una nueva ley de secretos oficiales y la reforma de la ley orgánica del control judicial del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Esta estrategia de desvío de la atención ha molestado a los independentistas pero también al Partido Popular, que ha despachado con una frase todos los ataques de Sánchez. La portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, ha tirado de ironía: "Usted ya hace discursos de líder de la oposición. Se nota que ya se está viendo como el líder de la oposición.

Para Gamarra, lo fundamental de la cuestión que hoy se trataba en el Congreso es dilucidar si el espionaje mediante Pegasus que el propio Gobierno reconoció que afectó al presidente Sánchez y varios de sus ministros le compromete en la toma de decisiones o si por el contrario está atado de pies y manos.

Pero ese no ha sido el tono de una comparecencia que desde el primer momento ha intentado poner el acento en lo anecdótico, antes que en lo fundamental, con la intención de desviar la atención de un caso de espionaje que por el momento mantiene rota la vía del diálogo con la Generalidad y muestra el desamparo parlamentario del Gobierno de Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
6 comentarios