www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Sánchez huele a chamusquina, pero aguanta el tipo

EL IMPARCIAL
viernes 27 de mayo de 2022, 13:12h

Con el envío de armamento a Ucrania y, en especial, con el esperpento del espionaje a los dirigentes de la Generalidad, Podemos se ha puesto en pie de guerra con Pedro Sánchez. Se ha aliado, además, con ERC en sus exigencias de “transparencia” y de pedir cabezas. Por primera vez en la historia, un partido de Gobierno ha pedido en rueda de Prensa la dimisión de una ministra del otro partido, Margarita Robles. Y por primera vez en la legislatura, el partido morado no ha apoyado una iniciativa legislativa salida del Consejo de Ministros en el que participa. La nueva ley audiovisual ha salido adelante con la abstención de Podemos y del PP y el voto en contra de ERC. Pedro Sánchez lo llama geometría variable. Pero es más bien el reflejo de la debilidad política y social del presidente. Se está quedando solo porque huele a chamusquina.

No nos cansaremos de decir que Podemos no tiene la menor intención de romper la coalición, sobre todo, por su desplome en las encuestas. Y por si faltara poco, Yolanda Díaz ultima ya su nuevo partido o su “plataforma transversal”, bautizada con el nombre de “Sumar”, creada para arrebatar votos a dos manos: al partido morado y a “la socialdemocracia” que ahora postula el presidente. En efecto, lo que queda de legislatura se va a consumar sin apenas gobernar. Los miembros del Ejecutivo solo se dedicarán a propagar eslóganes en esa lucha sin cuartel ante las urnas entre los dos, o mejor, tres partidos que integran el Ejecutivo.

Las próximas elecciones andaluzas van a marcar el resto de la legislatura. El enfrentamiento entre el PSOE y Podemos allí resulta más furibundo. Y se une a la batalla el conglomerado dividido de la extrema izquierda con Yolanda Díaz al frente, pero sin exagerar, evitando salir trasquilada. Porque las previsiones demoscópicas vaticinan un trastazo de las izquierdas. Según las encuestas independientes, solo hay dos opciones para gobernar. O Juanma Moreno en solitario. O el PP con Vox, coaligados probablemente. Y en todos los casos, Pedro Sánchez será vapuleado.

Hay que reconocer, sin embargo, que la lucha del presidente por amarrar el poder es titánica. Como ha denunciado Feijóo, “el PSOE nos insulta por la mañana y, por la tarde, llama al PP para negociar”. Ésa es la situación parlamentaria del Gobierno. Con todo, Sánchez se ha empeñado en aguantar. La legislatura se va a hacer larga. Pero será entretenida, gracias a las batallas entre las izquierdas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (17)    No(1)

+
3 comentarios