www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Marta Aponte Alsina: La muerte feliz de William Carlos Williams

domingo 19 de junio de 2022, 22:45h
Marta Aponte Alsina: La muerte feliz de William Carlos Williams

Candaya. Avinyonet del Penedès (Barcelona), 2022. 204 páginas. 16,00 €.

Por Aránzazu Miró

La enigmática pintora puertorriqueña Raquel Helene Rose Hoheb Williams (Mayagüez, Puerto Rico, 1856 –Rutherford, Nueva Jersey, EEUU, 1949) tiene un rastro en internet, e incluso fotografías, aunque no es posible visualizar ninguna de sus pinturas; aparece por ser la madre del poeta William Carlos Williams (Rutherford, 1883–1963). Sin embargo, gracias a la impactante novela de Marta Aponte La muerte feliz de William Carlos Williams, su vida se ha convertido en literatura a lo grande.

Muchos descubrimientos han convergido -para mí- en esta lectura. La menor no es la figura de la pintora, y especialmente la manera en que la escritora Marta Aponte nos lleva a ella y a tantas otras reflexiones sobre su vida. La mayor sí es el encuentro con la escritura de Marta Aponte Alsina, una mujer también nacida en Puerto Rico hace la friolera de 77 años y que, a pesar de ser una firma consagrada en su país, resulta novedosa a este lado del Atlántico.

Incoherentes exotismos son los que separan a veces de forma tan distante los impulsos literarios entre ambos continentes, en textos que ni siquiera precisan de la aportación del traductor. Por lo mismo, sorprende que joyas como este libro -y presupongo que todas sus otras obras, a las que por desgracia no he podido acceder en el tiempo de lectura de esta- sean desconocidas y estén tan poco difundidas fuera de su país.

Por suerte, la editorial Candaya, desde el pueblito barcelonés de Avinyonet del Penedès donde está radicada (que no alcanza los 2.000 habitantes), viene realizando una intensa labor de conexión literaria con América, rastreando voces nuevas con las que están consiguiendo sorprendentes acercamientos a una literatura que está en un momento de creación espléndido. Me atrevería a decir que coger cualquiera de las obras de su catálogo propone un disfrute literario seguro.

Pero es que Marta Aponte no es una nueva promesa, ni siquiera una voz nueva. Es una escritora consagrada en su país, con una trayectoria dilatada y premiada, que en 2018 fue incluida en la publicación norteamericana Publisher's Weekly en una selección de las doce autoras imprescindibles de América Latina.

Dicho todo esto, no salgo de mi asombro en la lectura de La muerte feliz de William Carlos Williams, una novela de escritura fresca y muy actual en que Marta Aponte enlaza de forma magistral el rescate de la figura de la pintora Raquel Hoheb Williams desde donde la podemos conocer: como madre del poeta. Lo hace acompañándola en su biografía viajada de Mayagüey en Puerto Rico al París de la Exposición Universal de 1878 y a los Estados Unidos de América, donde recala en Nueva York el año 1882 antes de instalarse en Rutherford (Nueva Jersey). Allí establece su vida de casada y funda una familia, y allí morirá.

Este periplo es el que narra La muerte feliz de William Carlos Williams en una estructura muy interesante en que el ciclo de las vidas de los personajes se completa con el ciclo vital de la propia escritora, también en la búsqueda de sus anclajes a la familia y a los lugares, especialmente motivador el retorno al Puerto Rico de la escritora desde ese Mayagüez natal de la pintora.

Con todo ello, Marta Aponte nos propone un recorrido reflexivo sobre la sociedad y la forma de vida en los tres mundos tan distintos que son, a finales del siglo XIX, una isla del Caribe, el París del viejo continente y el Nueva York del nuevo mundo. Un recorrido en los ojos de la pintora Raquel Hoheb, pero también del poeta William Carlos Williams y de la misma escritora Aponte. Lo hace desde una modernidad sorprendente, con frases cortas y sin rodeos, que sin embargo nos permiten viajar y reflexionar sobre la evolución cultural y los sentimientos, en que la mujer que es la gran protagonista nos sorprenderá con su visión de la vida. Todo, desde una escritura adictiva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios