www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Cristian Alarcón: El tercer paraíso

domingo 19 de junio de 2022, 22:55h
Cristian Alarcón: El tercer paraíso

Alfaguara. Barcelona, 2022. 304 páginas 18,90 €. Libro electrónico: 9,99 €. El chileno, afincado en Argentina, es uno de los más reputados periodistas en español, especializado en la crónica. Ahora da el salto a la ficción con una más que sugerente novela, que se ha alzado con el Premio Alfaguara 2022. Por Ángela Pérez

Cristian Alarcón (La Unión, Chile, 1970) es uno de los periodistas más reputados en el ámbito hispano. Especializado en periodismo de Investigación, es un maestro en la crónica. En este género, ha dado a la imprenta Cuando me muera quiero que me toquen cumbia. Vidas de pibes chorros (2003), Si me querés, quereme transa (2010) y Un mar de castillos peronistas, donde se adentra en la realidad de Argentina, donde está afincado desde que llegó al país austral de niño con su familia huyendo de la dictadura de Pinochet. Asimismo fundó la revista Anfibia y es profesor de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad de La Plata y dirige la Maestría en Periodismo Narrativo de la Escuela de Humanidades de la Universidad Nacional de San Martín y profesor visitante en varios centros de enseñanza superior de uno y otro lado del Atlántico. Su labor ha obtenido numerosos galardones como el Samuel Chavkin Prize, el Premio Konex-Diploma al Mérito en la categoría Crónicas y Testimonios (2014) y el Premio Perfil a la libertad de expresión (2019), entre otros.

Ahora, se interna con buen pie en la ficción con El tercer paraíso, que se ha alzado con el Premio Alfaguara 2022. Su protagonista y narrador en primera persona en buena parte de la obra es un escritor -hay un cierto coqueteo con la autoficción-, que vive en las afueras de Buenos Aires y cultiva un jardín: “Al final del camino de piedras, justo antes del precipicio, el jardín desborda como una ola inesperada. Detrás de su diseño caprichoso se impone un cielo azul brotado de nubes blancas. Asusta lo inquietante del barranco bajo el que parece estar el mundo entero. Los rosales se encadenan sin pausa. Hacia los bordes crecen los pensamientos. Camino en el laberinto como si se tratara de una pradera. Los amancay y las espuelas de caballero se mecen con el viento leve junto a las margaritas. Los lirios acosan a los narcisos amarillos. Las dalias bordó y carmín estallan en pleno ardor. A pesar de las nubes, la luz se cuela en todos los rincones horizontal y penetrante, dando en estigmas, pétalos y filamentos; pegando en mi cara, en mis brazos, en mi cuello, en mis orejas, en mis manos. A medida que me toca siento cómo la piel se hincha y adquiere el rojo de una insolación”.

A esa casa se ha ido para escapar del covid: “El encierro por la pandemia se extiende. El campo se vuelve un oasis con sus novedades ínfimas y contundentes. Los frutales tienen seis años pero ya florecieron y ahora duraznos y ciruelas crecen y se distinguen produciendo ese efecto de color en el fondo” y su jardín le sirve de refugio. Lo cultiva con esmero y mimo, estudia la botánica y las expediciones científicas del siglo XVIII, asomando Carlos Linneo y Alexander von Humboldt, de quienes se entreveran en la novela episodios de su vida: “Alexander Humboldt siente el temblor que amenaza con lanzarlo al abismo del Chimborazo, la montaña más alta que se haya conocido hasta entonces”

No obstante, es mucho más que eso. Es el epicentro donde le asaltarán los recuerdos de su niñez, pasada en un pueblecito del sur de Chile y del exilio familiar a Argentina tras la caída de Allende, y donde convoca a sus antepasados, en especial a su abuela y a su madre: “Crecí con mi madre repitiendo: esto es el fin del mundo”. Porque El tercer paraíso está poblado sobre todo por personajes femeninos, pues, ha confesado Cristian Alarcón que su debut en la novelística tiene mucho de homenaje a las mujeres, que siempre son luchadoras.

Igualmente, ha revelado que escribió El tercer paraíso durante la pandemia y que él mismo, como su personaje, se contagió del virus. También ha aclarado que su título evoca el Manifiesto del Tercer Paisaje del jardinero, paisajista, botánico y ensayista francés Gilles Clement. Dividida en tres partes, componen la obra ciento cincuenta y siete breves capítulos, escritos en un estilo que participa en lograda hibridez de la prosa ensayística y de la prosa poética.

En el acta de concesión del premio, el jurado, presidido por Fernando Aramburu, resaltó que la novela de Alarcón “abre una puerta a la esperanza de hallar en lo pequeño un refugio frente a las tragedias colectivas”. Ojalá sea así.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios