www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Henry Roth: Llámalo sueño

domingo 26 de junio de 2022, 17:04h
Henry Roth: Llámalo sueño

Traducción de Miguel Sáenz. Alfaguara. Barcelona, 2022. 552 páginas. 22,90 €. Libro electrónico: 8,99 €. Se recupera la extraordinaria novela del autor norteamericano de origen judío, donde, con ecos autobiográficos, nos presenta a su protagonista, David, que se inicia en la vida en un duro entorno de inmigración en Estados Unidos y con un padre no precisamente ejemplar. Por Adrián Sanmartín

Henry Roth es una figura tan fascinante como singular no solo de las letras norteamericanos del siglo XX sino de las universales. Nacido en 1906, en el pequeño pueblo de Tysmenitz, entonces en la provincia austrohúngara de Galitzia, hoy ubicada en la actual Ucrania, su padre emigró en 1907 a Estados Unidos, y poco después, en 1908, su familia se reunió con él. En el Lower East Side de Manhattan pasó sus primeros años para luego trasladarse a Harlem. Tras una vida longeva, con no poco de azarosa, falleció en Alburquerque, Nuevo México, en 1995. Roth es uno de esos autores de culto, convertido hoy en un auténtico clásico. No en vano, Harold Bloom ha sentenciado: “Solo hay dos escritores angloamericanos de ficción judía a la altura de Henry Roth: Nathanael West y Philip Roth”.

Llámalo sueño apareció por vez primera en 1934. Aunque consiguió atraer la atención de algún crítico, que señaló su extraordinaria calidad, los lectores no le otorgaron su favor. Sin embargo, en 1964 se reeditó y obtuvo un incontestable éxito, logrando vender más de un millón de ejemplares y el redoblado aplauso de la crítica. Pese al reconocimiento, Henry Roth no pudo vencer en ese momento su bloqueo creativo y se dedicó a variopintos oficios como fontanero y cuidador en un hospital psiquiátrico, entre otros. Con más de ochenta años, por fortuna retomó la escritura y nos regaló A merced de una corriente salvaje, monumental tetralogía autobiográfica formada por Una estrella brilla sobre Mount Morris Park; Un trampolín de piedra sobre el Hudson; Redención y Réquiem por Harlem, publicada este mismo 2022 por Alfaguara en un solo volumen, a la vez que recupera Llámalo sueño.

También tintes autobiográficos encierra Llámalo sueño, que se abre con un prólogo en el se relata la llegada de la familia a Nueva Yotk: “El vaporcito blanco Peter Stuyvesant, que descargaba los inmigrantes del hedor y la agitación del entrepuente al hedor y la agitación de las casas de vecindad de Nueva York, se balanceaba ligeramente en el agua junto al muelle de piedra, a sotavento de los deteriorados barracones y de los nuevos edificios de ladrillo de Ellis Island. Su capitán esperaba a que los últimos funcionarios, trabajadores y vigilantes se embarcaran para soltar amarras y dirigirse a Manhattan. Como era sábado por la tarde y aquel era el último viaje que haría el vaporcito ese fin de semana, los que se quedaran podrían tener que permanecer allí hasta el lunes. La sirena del vaporcito mugió su ronca advertencia. Algunas figuras con monos de faena salieron despacio por las altas puertas de las oficinas de inmigración y recorrieron el pavimento gris que llevaba hasta el muelle. [...]. —Así que esta es la Tierra Dorada. —Hablaba en yidis. El hombre gruñó, pero sin responder. Ella tomó aliento como para darse ánimos y, trémula:—Lo siento, Albert, ha sido una tontería. —Hizo una pausa, esperando algún parpadeo de alivio, alguna palabra que nunca llegó—. Pero estás tan flaco, Albert, tan ojeroso. Y el bigote… te lo has afeitado. La brusca mirada de su marido la apuñaló, él dio un paso atrás. —Aun así.—Debes de haber sufrido en esta tierra —continuó ella amablemente a pesar del reproche—. Nunca me has escrito. Estás delgado. ¡Ach! Así que también en la nueva tierra hay la misma pobreza de siempre. No has tenido qué comer. Lo veo. Has cambiado. —Bueno, no importa —dijo él bruscamente, haciendo caso omiso de su compasión—. Eso no es excusa para no reconocerme. ¿Qué otro hubiera podido venir a buscarte? ¿Conoces a alguien más en este país?”.

Luego cuatro capítulos: “El sótano”, “El cuadro”, “El carbón” y “El raíl” de una novela de aprendizaje de su protagonista, David -trasunto de Henry Roth-, rodeado de su familia que no es, en realidad, una ayuda. Su padre es de personalidad inestable y violenta, a quien su mujer y su hijo tienen pánico por sus insospechadas reacciones, y su madre bienintencionada, pero excesivamente protectora que impide el crecimiento de David, y no se adapta al país. Y junto a ellos la magnífica descripción de todo un complejo y cerrado microcosmos, la comunidad judía de Nueva York, en la que logra subsumirnos. Roth refleja con maestría su particular lenguaje, que seguimos apreciando en la traducción de Miguel Sáenz.

Llámalo sueño es una obra dura y de desolada visión del mundo y de sus gentes, donde el costumbrismo alcanza la metáfora y se realiza un brillante análisis psicológico de caracteres. Aprovechen el verano con el tiempo libre para no perderse esta joya.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios