www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Los niños no se lo creen: estás en la playa de Marbella y aparece Haaland para jugar contigo

Los niños no se lo creen: estás en la playa de Marbella y aparece Haaland para jugar contigo
(Foto: Twitter: @SimonKrief)
EL IMPARCIAL
domingo 26 de junio de 2022, 17:22h
El delantero noruego no tiene problema en mezclarse con los jóvenes que pasan sus vacaciones en la Costa del Sol.

El capitán del Betis, Joaquín Sánchez, es una cantera inagotable, un pozo sin fondo que lo mismo se marca una ‘pataíta’ por Jerez como epílogo de un concierto de Alejandro Sanz que le cierra las puertas del club bético a la estrella noruega Erling Haaland porque “ya no tiene sitio”. A sus cuarenta años, Joaquín apura sus vacaciones antes de incorporarse a comienzos del próximo julio a las órdenes del chileno Manuel Pellegrini y, en una de las paradas veraniegas, ha estado con el punta noruego en un chiringuito playero y hecho gala de su proverbial vis cómica que ha hecho pública en sus redes sociales.

Con una gorra al revés Haaland y con gafas de sol Joaquín, el del Puerto de Santa María le dice al ya futbolista del Manchester City de Pep Guardiola que, pese a sus deseos, ya no tiene sitio en el Benito Villamarín. “Dice Haaland que se quiere venir al Betis y le he dicho que ya no tiene sitio, que ya para el año que viene”, dice el capitán bético en un vídeo en el que una tercera persona de la reunión que no se ve apostilla que "al City, al City”. Haaland asiente y afirma en español que “muy bien”, que al City.

Esa broma tuvo lugar el pasado 21 de junio en la costa malagueña. Pero es que el delantero noruego de 21 años no se ha movido de Marbella desde entonces. Y tampoco a variado la sencillez que le caracteriza en su relación con el resto del pueblo. En estos días se acumulan las fotos del futbolista con aficionados por las calles y este fin de semana han aflorado vídeos que hablan muy bien de la actitud de uno de los atacantes más codiciados del balompié internacional.

Haaland ha sorrpendido a un grupo de niños que estaban jugando al fútbol en la playa. Se ha remangado y se ha puesto jugar con ellos a un "que no caiga", variante en la que los jugadores tienen que pasarse la pelota sin que toque el suelo. Y esa misma habilidad la ha compartido el noruego con otro grupo de jóvenes en la misma Costa del Sol. Su pasión por España y por su deporte no le dan tregua. Para asombro de propios y extraños. Porque bajar a la playa, ser aficionado al fútbol y encontrarse con esa escena...No debe pasar desapercibida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios