www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ÉXITO DE PEDRO SÁNCHEZ

sábado 02 de julio de 2022, 17:59h
No era fácil reunir en Madrid a cuarenta Jefes de Estado y de Gobierno. No era fácil que...

El académico de la Real Academia Española, Luis María Anson, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, publicó en el diario La Razón este artículo que Google reprodujo íntegramente. El lector de El Imparcial lo encontrará a continuación.

No era fácil reunir en Madrid a cuarenta Jefes de Estado y de Gobierno. No era fácil que se recondujera la OTAN en plena guerra ruso-ucraniana. Ni tampoco que se garantizara la seguridad y la comodidad de tanto mandatario exigente. Pedro Sánchez lo ha conseguido, la imagen de España se ha robustecido y el presidente del Gobierno se ha apuntado un considerable éxito nacional e internacional. No reconocerlo así sería ofender la objetividad.

Sin olvidar la primera función del periodista que es administrar el derecho ajeno a la información veraz, la segunda función consiste en el ejercicio del contrapoder, es decir, elogiar al poder cuando el poder acierta, criticar al poder cuando el poder se equivoca, denunciar al poder cuando el poder abusa. Y no solo al poder político, también al poder económico, al poder religioso, al poder cultural, al poder universitario, al poder deportivo…

Pierre-Augustin de Beaumarchais escribió una frase que el diario Le Figaro hizo célebre al reproducirla como consigna doctrinal: “Sin la libertad de crítica, no existe un verdadero elogio”. Podría darse la vuelta a esta máxima: “Sin capacidad para elogiar, la crítica resulta estéril”.

En la oposición creciente al sanchismo, nadie se atreve a hacer un elogio a Pedro Sánchez y eso jibariza las críticas. Cuando el presidente del Gobierno acierta es necesario reconocerlo así, con objetividad. La crítica justificada no puede impedir o enanizar el elogio. Pedro Sánchez se ha apuntado un gran éxito personal en la reunión de la OTAN en la capital de España. Y hay que dejar constancia de ello. El Rey Felipe VI ha contribuido con su serena presencia al robustecimiento de la cumbre. También la Reina Letizia. El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha descendido del Olimpo para mezclarse entre los mortales. Y el pueblo madrileño se ha sumado al acontecimiento, reduciendo al ridículo las manifestaciones antiOTAN. Los aliados comunistas y podemitas en el Gobierno tal vez no lo reconocerán, pero el éxito de Pedro Sánchez ha sido de España y ha colocado a nuestra nación en el lugar que le corresponde por su historia, por su realidad actual y por la solvencia de un pueblo responsable y constructivo.