www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Tambores de guerra

miércoles 01 de octubre de 2008, 21:08h
Nada de estrategias para desconcertar a la ciudadanía. En absoluto. El Presidente del Gobierno de España prosigue su camino sin inmutarse para transformar nuestra sociedad con la radicalidad republicana de los años treinta, proceder que merece todo respeto desde un punto de vista de voluntad política y democrática. Cada gobernante es muy dueño de plantear su proyecto de futuro en la medida que tenga fuerza parlamentaria para llevarlo a cabo. Lo demás son ensoñaciones que demuestran no haber leído a Maquiavelo, pero tampoco el Evangelio en profundidad. Por mucho que duela.

Pero nuestros obispos harían mal en volver a desenterrar el hacha de guerra con ocasión de las medidas en torno al aborto y la eutanasia que propondrá parlamentariamente el Presidente. Tiene que llegar el momento en que, como en otros países de nuestro entorno, sea el laicado católico el que ponga sobre el tapete sociopolítico las razones para desenmascarar esta estrategia tan profunda como peligrosa para el futuro español. Ellos son los que tienen que denunciar la conversión de España en un espacio absolutamente permisivista, en el que todo cabe, si bien nada parece mandado. Los obispos tal vez deban manifestarse mediante algún documento comedido y clarificador, pero en ningún caso provocador y agresivo, que es lo que desea el laicismo excluyente de moda en tantos ámbitos. Después que el laicado católico se confronte con los adversarios y con cintura política, que no implica necesariamente traicionar las propias convicciones.

Nuestros pastores están para ayudarnos en la fe, en la esperanza y en el amor. Nunca para llamar la atención con tambores de guerra. Los tambores, y nunca de guerra, deben de tocarlos los laicos católicos. Es su misión. Arriesgada pero fascinante.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.