www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FELIPE VI HIZO LO QUE DEBÍA HACER

martes 09 de agosto de 2022, 13:35h
El exguerrillero colombiano Gustavo Petro, hoy presidente de Colombia, robó al frente de la...

El exguerrillero colombiano Gustavo Petro, hoy presidente de Colombia, robó al frente de la guerrilla M-19 la espada que, supuestamente, utilizó Simón Bolívar, un militar mediocre, convertido hoy en el alfil de la independencia de varios países iberoamericanos. El presidente saliente del país, Iván Duque, se negó a que la espada saliera del palacio Nariño, sede de la presidencia de la República, pero el nuevo mandatario nada más jurar el cargo impuso que la espada de Bolívar se trasladase al lugar del acontecimiento. Se trataba de una expansión sentimental del nuevo presidente, exguerrillero y comunista, que dedicó, por cierto, sus mejores atenciones al Rey de España.

El símbolo bolivariano no es oficial. Y Felipe VI, bien aconsejado por los diplomáticos expertos de Exteriores, mantuvo una actitud respetuosa ante la espada de Simón Bolívar, pero no se levantó cuando llegó a su destino. Felipe VI hizo lo que el protocolo exigía.

Se ha desatado en España una desmesurada campaña contra el Rey por parte de grupos de extrema izquierda, comunistas, podemitas y secesionistas catalanes que en nada perjudican a la figura de Felipe VI, sino que la robustecen ante la opinión pública española, la cual se distingue por su sentido de la moderación. Felipe VI hizo lo que debía hacer y eso lo sabe la inmensa mayoría del pueblo español, ajeno a los despropósitos de minorías agresivas y excluyentes.

Y punto final. Se trata de una anécdota menor, sin importancia, que algunos pretenden convertir en categoría, cuando el pueblo español tiene graves problemas con los que enfrentarse: el paro, la crisis económica, el desgaste del Gobierno sanchista, la alarmante situación internacional o el grave proceso inflacionario. Estamos como para perder el tiempo por una cuestión intrascendente en la que el Rey se comportó como siempre: con moderación, con prudencia, con equilibrio institucional y con acierto.