www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL GOBIERNO SANCHISTA PERMITE EL HOMENAJE PÚBLICO A LOS ASESINOS ETARRAS

jueves 18 de agosto de 2022, 14:36h
Los herederos de Eta, la agrupación Bildu, le ha tomado medida a Pedro Sánchez. Por el plato de...

Los herederos de Eta, la agrupación Bildu, le ha tomado medida a Pedro Sánchez. Por el plato de media docena de votos en el Congreso de los Diputados mantienen al presidente del Gobierno genuflexo ante el rebenque de los proetarras. La torrentera de dinero público que ha inundado a Bildu, las vergonzosas concesiones políticas en el traslado a las cárceles del País Vasco, el blanqueo de las atrocidades de la banda terrorista, demuestran la fragilidad del Gobierno sanchista.

A finales de junio de este año los homenajes públicos a los etarras alcanzaron la abrumadora cifra de 340. En Vizcaya se desarrollaron 133 actos, en Guipúzcoa 112, en Navarra 35, en Álava 30, en otras provincias 7 y en el extranjero 23. Los asesinos etarras se ven ensalzados de forma pública en sesiones de homenaje, con fotografías que lo inundan todo, entre el desprecio más vil por las víctimas del terror.

Llamar a lo que está ocurriendo espíritu de diálogo constituye una macabra ironía. Se trata sencillamente de una política miserable que descarna la debilidad de un Gobierno tambaleante, que permanece a base de concesiones a los secesionistas y a los bilduetarras con grave desdoro para la dignidad nacional de España.

Envolver la vergonzosa situación en el papel de plata del diálogo no engaña a nadie. Los homenajes a los criminales y los traslados de presos demuestran la fragilidad del Gobierno presidido por un hombre cuyo objetivo sustancial consiste en permanecer sentado en su poltrona monclovita hasta que se agote la legislatura.

Los enemigos de España, los que quieren fracturar la unidad territorial de la nación, los que desean ver a Cataluña y al País Vasco convertidos en Estados independientes, arrancan a mordiscos la carne del Gobierno sanchista. Entristece contemplar el espectáculo y se comprende que la opinión pública manifieste en las encuestas serias el rotundo rechazo al despropósito de una política miserable.