www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GORBACHOV EN LA GUERRA DE LAS GALAXIAS

miércoles 31 de agosto de 2022, 11:37h
La Unión Soviética de Mijail Gorbachov carecía de solvencia económica para...

La Unión Soviética de Mijail Gorbachov carecía de solvencia económica para atender la grave crisis que sufría el pueblo ruso y a la vez competir en lo que se llamó “la guerra de las galaxias”. Estados Unidos había descodificado las claves de los misiles soviéticos, se alzaba con el imperio mundial y mantenía de hinojos a la gran nación euroasiática. Forzó Gorbachov un encuentro en Suiza con el presidente Reagan, pero el actor desenfundó su revólver colt y no aceptó la propuesta rusa de concluir con la guerra de las galaxias. El presidente ruso optó entonces por la rendición, la atención a las necesidades económicas de su pueblo y el robustecimiento de la perestroika. El sistema económico comunista había fracasado y para el líder ruso estaba clara la conveniencia de establecer el libre mercado y la propiedad privada.

Todo esto, tras elogiar a Felipe González y al Rey, nos lo explicó de forma muy clara, en Sevilla, Mijail Gorbachov ya como expresidente. Recuerdo que era verano. Él y su esposa Raisa venían de Mallorca, donde almorzaron con el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía. Se dirigían a Canarias para disfrutar de sus vacaciones. A su paso por Sevilla -dirigía yo el ABC verdadero- se produjo el encuentro. No era la primera vez que le veía. Fugazmente saludé a Gorbachov, entonces presidente, durante su viaje oficial a España. Y tiempo después de la conversación en Sevilla, tuve ocasión de estar con él cuando presentó su libro en nuestra nación.

Era un hombre sosegado y sereno. Hablaba con fluidez en inglés, sin aspavientos ni agitaciones. Me pareció un político acosado y extraordinariamente inteligente. La Historia le debe algo que él no quería: la extinción de la Unión Soviética. Gorbachov trabajó de forma incansable para dar continuidad a la URSS, reformando su economía. No lo consiguió y el resultado fue el principio de la democratización de la gran nación. No estoy seguro de que haya muerto satisfecho contemplando la política sinuosa y alarmante de Vladimir Putin.