www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Tributo a Gorbachov, verdadero emblema de la historia

jueves 01 de septiembre de 2022, 19:53h

Se nos acaba de ir un gran icono de la Historia, como es Mijail Gorbachov, verdadero Ídolo y referente internacional durante varias décadas, y personaje que vino a cambiar el devenir histórico internacional con su talante, sus actuaciones políticas y sus anhelos de concordia y de paz a nivel mundial, todo lo cual propició el final de la Guerra Fría y le hizo merecer la concesión, en 1990, del Premio Nobel de la Paz. Una buena parte del curso de la Historia viene determinado por el surgimiento de determinados grandes hombres que por su carácter, las circunstancias de su entorno, sus objetivos y la posición estratégica que llegan a alcanzar, influyen decisivamente en la Historia, y éste es el caso de nuestro querido y admirado Gorbachov. Vamos a recordar en estas breves líneas, a modo de modesto homenaje póstumo, algunas de las actuaciones y logros de Gorbachov cuando estuvo al frente de la antigua Unión Soviética

Gorbachov, que había aprendido mucho de sus anteriores viajes a diversos países del mundo occidental, sabía lo que quería cuando accedió a lo más alto del Partido Comunista en 1985, con su firme idea de una necesaria renovación y salida del creciente caos que conllevaba el patrón ortodoxo comunista, sobre todo en lo económico. El caballo de Troya utilizado por nuestro Gorbi para introducir la cuña de sus ideas en la fortaleza política comunista fue la de ese cambio económico que indefectiblemente llevaría después a la necesaria apertura política.

Ni siquiera había transcurrido un año desde su llegada al poder cuando Gorbachov presentó pública y oficialmente la idea de la Perestroika y de la Glasnost, lo que conllevaba un aumento del nivel de democracia en la URSS. La Perestroika, al contrario que otras revoluciones acaecidas a lo largo de la historia, se puede calificar como una revolución hecha desde arriba, desde el propio poder, y concretamente por una persona que había llegado a la cúpula de dicho poder; no era un movimiento de masas que en sentido ascendente llegaba a hacerse con el poder, sino que fue una especie de remolino iniciado desde el vértice superior y que fue envolviendo y arrastrando, a la vez que apoyándose, en toda la base social de aquella Unión Soviética. Además, la revolución que de esta forma comenzó en la URSS, Gorbachov la fue exportando desde el inicio de la misma a los diversos países del antiguo Pacto de Varsovia.

Una de las esencias de la perestroika era la implantación de la política de glasnost (transparencia), que permitía desnudar al sistema soviético, y a los ciudadanos ver mucho más claramente las reformas del sistema; en suma, les posibilitó un cierto grado de libertad, lo que no existía en la sociedad civil soviética de aquella época.

Entre los numerosos logros y reformas que Gorbachov introdujo en la URSS, cabe destacar, en primer lugar, su reforma constitucional de 1988, en la que se estableció el pluripartidismo y la posible presentación de diversos candidatos de forma abierta para cada escaño del parlamento soviético, lo cual significaba un cierto aparcamiento y disminución del protagonismo del Partido Comunista, haciéndole perder así el monopolio absoluto que poseía en la sociedad. Ello contribuyó a que nacieran en aquel entonces casi una veintena de nuevos partidos, lo cual habría sido impensable unos pocos años antes. Otros logros de Gorbachov en aquella época fueron, por ejemplo, la retirada de los ejércitos soviéticos de Afganistán, así como la aprobación en 1990 de una nueva Ley de Prensa, que vino a suprimir la censura, y permitía que se pudieran crear libremente empresas de prensa, siendo éste uno de los principales exponentes de la glasnost, respecto a la cual hábilmente Gorbachov recordaba siempre la frase de Lenin: “Nuestra fuerza está en proclamar la verdad”.

Otro de los numerosos logros de Gorbachov, y en función de su firme convicción de la necesidad de un mundo desnuclearizado, fue promover un acuerdo de desarme con Estados Unidos por el que, entre otras cosas, desaparecían los misiles de alcance intermedio.

En este terreno geopolítico y militar, Gorbachov propuso asimismo la existencia de un Sistema Global de Seguridad Internacional, lo que permitiría una optimización y reducción de las armamentos a escala europea, incluso propuso que de cara a una óptima utilización de una parte de esos fondos obtenidos con la reducción de los presupuestos militares, fuera en beneficio de los países del tercer mundo, posibilitando así una solución para la inmensa deuda de estos países con las grandes potencias económicas.

Cabe recordar, por otra parte, que Gorbachov era marcadamente europeísta, y manifestaba frecuentemente la necesidad de realizar una política paneuropea, propiciando la necesaria integración de Europa a muchos niveles, sobre todos los científicos, tecnológicos y económicos. A este respecto postulaba la existencia de una Casa Común Europea, y también defendía expresamente que los confines de Europa van desde el Atlántico hasta los Urales, y que en ese amplio espacio geográfico habría que desarrollar ese tesoro extraordinario que él llamaba la Herencia cultural europea.

Aunque sería realmente largo hacer referencia a los numerosos logros, avances e ideas de Gorbachov, que contribuyeron a cambiar el curso de la Historia, nos hemos permitido en todo caso hacer referencia en estas breves líneas a algunas de las más destacadas, como un merecido y modesto tributo u homenaje a nuestro querido y desaparecido Mijail Gorbachov. Descanse en paz.

Jesús Lizcano

Catedrático de la UAM y cofundador y expresidente de Transparencia Internacional España

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(1)

+
1 comentarios