www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

IZQUIERDA UNIDA Y PSOE, MATRIMONIO DE ODIO INTENSO

viernes 23 de septiembre de 2022, 14:07h
El eurodiputado Javier Nart ha encontrado la frase exacta para definir la relación entre...

El eurodiputado Javier Nart ha encontrado la frase exacta para definir la relación entre Izquierda Unida y PSOE, es decir, eufemismos aparte, entre el Partido Comunista y el Partido Socialista. Según Javier Nart: “Izquierda Unida y PSOE son un matrimonio de odio intenso, que busca descubrir quién puede destruir al otro… Antes de las elecciones generales romperán poniendo los errores del Gobierno socialista sobre la mesa… y también las miserias de Pedro Sánchez”.

Las cuadernas de la nave del PSOE crujen por los cuatro costados y las aguas desbordadas amenazan con el naufragio. El presidente del Gobierno ha reaccionado fieramente, iniciando con un año de anticipación la campaña electoral en su frenético esfuerzo por modificar el ritmo de las encuestas.

Isabel Díaz Ayuso ha desarticulado por su parte al PSOE sanchista al recordar un artículo publicado en el diario El País el 4 de diciembre de 2007, firmado por José Luis Rodríguez Zapatero: “Hay que eliminar el impuesto de Patrimonio -escribió el entonces el líder del PSOE- ya que afecta de manera especial a las clases medias. Su supresión permitirá a España unirse al grupo de países europeos que lo han eliminado y esta medida permite la igualdad entre todos los españoles, una medida de reducción fiscal acertada y progresiva que pretende buscar la eficiencia, estimular el ahorro y que los ingresos, incluso, aumenten. Este tributo, el de patrimonio, es transitorio y extraordinario y su supresión es un estímulo para que en este país no se penalice el ahorro que representa el pago del impuesto”.

Los escudriñadores de hemeroteca han encontrado en las contradicciones socialistas un caudaloso río que no cesa. Isabel Díaz Ayuso, con la claridad y el desparpajo que la caracteriza, ha sumido a Lobato en un ridículo del que difícilmente podrá zafarse. El presidente del Gobierno en 2007, por otra parte, tenía toda la razón. El impuesto de Patrimonio, salvo alguna aislada excepción, se ha mostrado casi siempre contraproducente. De lo que se trata es de imponer menos e ingresar más. Ese es el objetivo de una fiscalidad sana y constructiva.