www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA PARTICIPACIÓN VUELVE A FIJAR UN MÍNIMO HISTÓRICO

Meloni, al frente de la coalición de derechas, primera mujer en llegar al poder en Italia

Meloni, al frente de la coalición de derechas, primera mujer en llegar al poder en Italia
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL/Efe
lunes 26 de septiembre de 2022, 08:39h
Hermanos de Italia de Meloni, la Liga de Salvini y Forza Italia de Berlusconi aglutinan el 44,1 % de los votos.

La coalición de la derecha, formada por Hermanos de Italia (FdI), Liga y Forza Italia (FI), se impuso en las elecciones generales con el 44,1 % de los votos, mientras que FdI de Giorgia Meloni es el partido más votado del país con el 26,2 %, por lo que será ella la encargada de formar el Gobierno, cuando se han escrutado casi la totalidad de las papeletas.

“No somos un punto de llegada, sino de partida. (...) Italia nos ha elegido y no la traicionaremos”, ha dicho Meloni tras conocer los resultados. "Para nosotros es una noche de orgullo, de rescate y de lágrimas y abrazos, sueños y recuerdos, y es una victoria para los que ya no están".

En el largo recuento que a las 8.00 horas continuaba desde que a las 23.00 horas se cerraron los colegios electorales, se certificó la bajada de la Liga de Matteo Salvini que en el Senado quedó en el 9%, un tremendo varapalo respecto al 17,3 % de las últimas elecciones políticas y del 34% de las últimas elecciones europeas y que hoy su líder explicara en una comparecencia a los medios. Mientras que Forza Italia se mantiene en el 8,3 %, por encima de lo que se había previsto.

También comparecerá el secretario general del Partido Demócrata (PD), Enrico Letta, que según los resultados se detuvo en un 19,1% por debajo de la barrera psicológica del 20 % que se habían establecido y resultado ligeramente superior al 18,7 % obtenido en las políticas de 2018, que había sido el más bajo en el historia del partido, pero que podría no salvar la salida de Letta.

En la coalición de izquierdas que consiguió el 26,2 %, prácticamente los votos de Meloni, la alianza Izquierda-Verdes con el 3,5 % ha superado el umbral del 3% para tener una representación parlamentaria, mientras que + Europa podría quedarse justo por debajo de esta.

Uno de los mejores resultados fue para El Movimiento 5 Estrellas (M5S) que obtuvo el 15,3 % de los votos, menos de la mitad de lo que se llevó en 2018 pero todavía varios puntos más de lo que estimaban las encuestas al inicio de la campaña electoral tras la ruptura con uno de sus hombres fuertes, el ministro de Exteriores, Luigi di Maio, que quedará fuera del Parlamento tras el fracaso de su nueva formación.

El llamado TercerPolo, formado por los centristas Acción, de Carlo Calenda e Italia Viva del exmandaratio Matteo Renzi quedaron en un 7,7 % muy por debajo de lo esperado.

Hoy los partidos políticos tendrán que analizar sobre todo el que ha sido el mayor partido en estas elecciones: la abstención, ya que la afluencia fue del 63,91 %, diez puntos porcentuales menos que en 2018, cuando ya había sido la peor en la historia republicana. "Ha llegado una indicación clara de los italianos sobre estas elecciones políticas, un gobierno de centro-derecha liderado por los Hermanos de Italia", dijo Meloni, al comentar los primeros resultados alrededor de las dos y media de la madrugada.

La mayoría de la derecha debería estar entre 105 y 125 escaños en el Senado de los 206 escaños totales (200+ senadores vitalicios), más de una decena de escaños por debajo de los dos tercios que habría permitido cambiar la Constitución sin pasar por un referéndum y sin involucrar a otros partidos.

El fantasma de la abstención

El fantasma de la abstención, que rondaba desde que se publicaron las últimas encuestas hace 15 días, como marca la ley, cuando se cifró en un posible 40 %, acabó por hacer finalmente su aparición, con un porcentaje cercano al 36 %, que se convierte en el más alto de la historia de las elecciones generales en italia.

Hasta ahora ese dudoso honor recaía en los últimos comicios, en 2018, cuando fue del 27 %, en una subida constante en la última década, pues en los de 2006 la abstención se limitó al 17 %.

El primer dato de afluencia a las urnas, a las 12.00 horas (10.00 GMT), fue del 19,21 %, un dato muy similar al 19,43 % registrado a la misma hora en 2018, pero aumentó en la segunda comunicación del Ministerio de Interior, a las 17.00 (15.00 GMT) cuando se pasó al 51,16 % frente al 58,40 % de hace cuatro años.

Según los primeros análisis, la afluencia desciende en todo el país, pero sobre todo en el sur donde en ciudades como Nápoles bajó hasta en 10 puntos.

Las imágenes del día

"Nunca había visto colas para votar en Italia, que bien", dijo el líder de Fi, Silvio Berlusconi, que protagonizó una de las imágenes del día cuando esperaba su turno para meter la papeleta en la urna junto con su pareja y diputada del partido, Marta Fascina, mientras se daban un beso. Después, al preguntarle mientras salía del colegio electoral, si cantaría el Bella Ciao, la canción de los partisanos italianos, aseguró: "no, es una canción de izquierdas".

Aunque, sin duda, ha sido Meloni la que acaparado el mayor interés de fotógrafos y periodistas, hasta el punto de que decidió posponer su votación desde la mañana a la noche para evitar molestias a los otros electores.


Pero mientras tanto dejaba a todos entre atónitos y divertidos con un video colgado en sus redes sociales en el que aparecía con dos melones a la altura de su pecho para jugar con su apellido (el plural de melón). Y sonriendo a la cámara y guiñando un ojo afirmaba: "25 de septiembre. He dicho todo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
3 comentarios