www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Laporta y las palancas: el Barça debe todavía una millonada por fichajes desde 2018

Laporta y las palancas: el Barça debe todavía una millonada por fichajes desde 2018
Ampliar
EL IMPARCIAL/Efe
viernes 30 de septiembre de 2022, 20:05h
El club azulgrana ha compartido esta deuda en su memoria económica.

Joan Laporta ha reflotado las aspiraciones deportivas del Fútbol Club Barcelona este verano con una política de fichajes agresiva y arriesgada. Ha vendido parte del patrimonio del club para, mediante 'palancas' económicas, cuadrar las cuentas y conseguir que LaLiga aceptara la inscripción de sus flamantes contrataciones. Se han gastado 153 millones de euros en incorporaciones a la plantilla de Xavi Hernández. La inversión ha superado a las del PSG o el Bayern y sólo ha sido superada en el mundo por la Premier League -Chelsea, Manchester United, West Ham, Tottenham y Nottingham Forest-. En resumen, ha dado un golpe sobre la mesa para aspirar a los títulos y, en consecuencia, volver a inflar la 'marca Barça'.

Pero en la trastienda siguen permaneciendo las deudas. Más de 1.500 millones de euros, según ha trascendido. Lo más llamativo de esa relación de pagos pendientes se ha conocido con la publicación de la memoria económica que el club catalán va a explicar a sus socios en la próxima asamblea. En ese informe se destapa que el Barcelona todavía tiene que pagar 144 millones de euros a diferentes equipos por los fichajes acometidos. Eso sí, cabe aclarar que al Camp Nou también faltan por llegar pagos atrasados, si bien esta segunda cantidad no llegaría ni a los 30 millones de euros.

Ferrán Torres fue contratado el uno de enero de este año, proveniente del Manchester City, por un valor de 55 millones de euros más variables. Pues bien, la deuda pendiente en esta operación llega a los 52 millones de euros. Además, al Ajax se le debe todavía parte de los fichajes de Frenkie De Jong y de Sergiño Dest. El neerlandés costó 86 millones de euros en 2019 y se deben 36 millones todavía, mientras que el estadounidense costó 21 millones de euros en 2020 y quedan por pagar 10 millones. Pero hay más casos.

Miralem Pjanic llegó al Barça proveniente de la Juventus en septiembre de 2020, por 60 millones de euros y en una polémica operación de intercambio con Arthur. El bosnio ya no está en Cataluña, pero todavía le recuerdan en el Camp Nou. Tienen que pagar aún 36 millones de euros a la Juve. Por otro lado, Philippe Coutinho le costó al Barça 135 millones de euros en enero de 2018 y de ese paradigmático fichaje todavía han de pagarle 14 millones de euros al Liverpool.

Un comisario de los Mossos d'Esquadra, nuevo jefe de seguridad del club

El FC Barcelona ha fichado como jefe de seguridad al comisario de los Mossos d'Esquadra Xavier Porcuna, que desde la última remodelación en la cúpula de la policía catalana, en enero pasado, estaba al frente de la Comisaría de Coordinación Central, una de las de mayor relevancia. Según fuentes conocedoras de la operación, Porcuna ha aceptado la propuesta del club azulgrana para ejercer como jefe de seguridad, cubriendo la vacante que había dejado el también exmando de los Mossos Ferran López.

Porcuna, que en su trayectoria en los Mossos ha ejercido varias labores de responsabilidad, tanto en la comisaría de Barcelona como en el área de Información, además de portavoz del cuerpo, fue nombrado jefe de la Comisaría de Coordinación Central a principios de este año tras la remodelación de la cúpula de la policía catalana que se acometió después de que la consellería de Interior relevara en diciembre pasado al mayor Josep Lluís Trapero por el comisario Josep Maria Estela.

Precisamente, la marcha de Porcuna comportará que se le tenga que nombrar un sustituto al frente de la Comisaría de Coordinación Central, justo después de que hayan aflorado divergencias en la cúpula entre Estela y su número 2, el comisario Eduard Sallent. Una de las posibilidades es que se busque a un sustituto transitorio hasta que a finales de año finalice el periodo de selección de seis nuevos comisarios o comisarias, lo que permitiría abordar una remodelación más profunda, según las fuentes consultadas.

Una de las vías que se barajó para intentar solventar la crisis de confianza interna entre Estela y Sallent fue situar a Porcuna junto a ellos en la Prefectura, aunque finalmente no se le llegó a ofrecer oficialmente esta posibilidad y el comisario ha acabado por aceptar la propuesta del FC Barcelona, según las fuentes. Estela intentó rebajar la tensión interna el pasado miércoles con una carta que colgó en la Intranet de los Mossos en la que aseguraba que afrontan una etapa "llena de oportunidades" en la que tiene el apoyo de la consellería de Interior y de la Prefectura y que trabajan para mantener la "gobernanza" interna, al tiempo que agradecía el "compromiso y lealtad" de los miembros del cuerpo y les instaba a seguir "trabajando juntos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios