www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PSOE

El Gobierno de Sánchez saca pecho por la ruptura de las negociaciones sobre el CGPJ

El Gobierno de Sánchez saca pecho por la ruptura de las negociaciones sobre el CGPJ
Ampliar
EL IMPARCIAL/Efe
domingo 30 de octubre de 2022, 15:17h

El Gobierno asume que la ruptura de las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial está generando una batalla de discursos con el Partido Popular para explicar a la ciudadanía qué es lo que ha ocurrido y, ante ella, asegura que se ve como "claro ganador". Desde que el jueves se certificara la interrupción del diálogo para poner fin a la situación de provisionalidad que atraviesa el órgano de gobierno de los jueces, el Ejecutivo y el Partido Popular, con Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo a la cabeza, han venido acusando a la otra parte de ser la responsable de lo sucedido.

Moncloa y Ferraz explican que Feijóo no ha aguantado la presión de círculos de poder de la derecha que le pedían que no pactara y que se sumaba a la posición que en ese sentido mantenían también destacados dirigentes populares como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Por el contrario, en Génova se apunta a Sánchez como el culpable de que cese la negociación porque considera que no es de fiar, porque su objetivo es seguir pactando con los independentistas y por acceder a las pretensiones de sectores socialistas de situar en un lugar destacado del debate político la reforma de Código Penal para rebajar las penas por sedición. Una pretensión que el PP interpreta que tenía como objetivo reventar el pacto que el propio Sánchez estaba dando ya prácticamente por hecho.

Fuentes del Gobierno señalan que se trata de un choque de argumentos ante el que los ciudadanos pueden estar desconcertados, pero expresan su convicción de que la mayoría "pondrá el foco de la responsabilidad en la irresponsabilidad de Feijóo". Para el Ejecutivo, la imagen de hombre de Estado que el líder del PP quería "vender" cuando sustituyó a Pablo Casado al frente del partido "ha saltado definitivamente por los aires". "No es de recibo que se busque una excusa tras otra, que si la mesa de negociación con Cataluña, las elecciones andaluzas o las de Castilla y León, y ahora la reforma de la sedición, para impedir que se renueve el CGPJ", señalan para insistir en que el presidente del Partido Popular ha evidenciado que es él quien no es de fiar.

El Gobierno apunta que nada ha cambiado desde el inicio de la negociación hasta ahora sobre la sedición y que Sánchez ha defendido desde su discurso de investidura lo mismo, que su compromiso es reformar el Código Penal en ese aspecto para adecuarlo a la legislación de otros países europeos y que lo presentará en el Parlamento si tiene de antemano apoyos suficientes para que prospere. "¿No se había enterado de eso Feijóo cuando empezó a negociar? ¿Qué ha pasado para que de repente hayan buscado otro pretexto?", se preguntan las fuentes, que recuerdan que muy poco antes la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, había asegurado que nada tenía que ver el diálogo del CGPJ con la reforma del Código Penal.

Que el PP vea un cambio de posición del Gobierno en sus intenciones con la reforma de la sedición en las declaraciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sobre este asunto se considera en Moncloa una excusa más porque ratifica que nada ha cambiado. Insiste en que la propuesta tendría que contar previamente con un apoyo suficiente para que no sea rechazada en el Congreso y ante la posibilidad de que pueda haber negociaciones inminentes para ello responden con un "tiempo al tiempo". De la misma forma, rechaza que Sánchez haya cedido a presiones de dentro del PSOE o de su socio de coalición, Unidas Podemos, una formación que no veía con buenos ojos cómo avanzaba el diálogo porque su pretensión de que la delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell, formara parte del CGPJ, había sido desechada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios