www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Blanca Bravo: Las dos manos de Cervantes

domingo 20 de noviembre de 2022, 18:38h
Blanca Bravo: Las dos manos de Cervantes

Edhasa. Barcelona, 2022. 168 páginas. 18,50 €. Libro electrónico: 8,99 €.

Por Tomás Hernández

Escritora y docente, Blanca Bravo (Barcelona, 1972) ha cultivado varios géneros. Así, entre otros títulos, una biografía de Carmen de Burgos, “Colombine”, y La otra vida, donde debutó con buen pie en la novela histórica, quedando finalista del Planeta y obteniendo el III Premio Literario Marta de Mont Marçal, género al que ahora regresa con Las dos manos de Cervantes.

“Cuando se publica esta novela de aventuras, han transcurrido treinta y cuatro años desde aquel día memorable de octubre en el que participó en una batalla de la que pudo vanagloriarse. Aquel día -lo sabe ahora- perdió una mano, pero ganó una novela”, se nos dice en el Epílogo del volumen. Esa batalla es la de Lepanto, de la que España, formando parte de una coalición cristiana, sale victoriosa en su enfrentamiento con el imperio otomano.

Y precisamente ahí en ese decisivo combate naval arranca la nueva propuesta de Blanca Bravo, en la que le da voz al propio Miguel de Cervantes: “El día ha amanecido gris y mi cabeza, cargada de fiebre. Dormito en una de las sucias hamacas que cuelgan en la abarrotada bodega del barco. Llevo aquí toda la noche, entre cajas y baúles, armas y mercancías. El mar enfadado zarandea la nave. Todo me da vueltas. Son ya varios días con temperatura alta y un intenso dolor de cabeza. Cierro los ojos, aprieto los párpados y me obligo a dormir, pero no lo consigo. Al cabo de un rato, oigo gritos en cubierta. Están llamando a los soldados; nos llaman a ocupar los puestos. Parece que la lucha es inminente”.

A Cervantes le aconsejan que no vaya a cubierta, pero él decide hacer caso omiso de la recomendación, muy consciente de lo decisivo del momento. Esta decisión da cuenta de su valentía como soldado. Como él mismo relata, sobrevive pero le cuesta su mano izquierda. El genial autor de Don Quijote de la Mancha será el manco de Lepanto.

Pero antes de esa batalla, Cervantes vive una y mil aventuras. Por ejemplo, dos años antes, se encuentra en Roma, al servicio del cardenal Acquaviva. También su trabajo como espía de Felipe II, un episodio de su vida controvertido pero que en la novela se da por hecho.

Con una rigurosa documentación de base, y entremezclando personajes reales y ficticios -al final del libro hay una útil lista al respecto-, Blanca Bravo nos sirve una estupenda novela, finalista de la última edición del Premio Edhasa Narrativas Históricas, que nos sumerge en la época, la vida y la figura del inmortal autor. Con casi sesenta años escribe Don Quijote de la Mancha. Quizá no podría haberlo hecho antes, sin su gran experiencia, sin los no pocos sinsabores padecidos. Así, además de una obra genial, nos da una impagable lección, que el Cervantes de Blanca Bravo resume bien: “Éste es mi legado: la risa. Hay que reírse hasta el vómito para salpicar al mundo con una carcajada amarga que disimule el llanto [...]. Hay que disfrazar la frustración, el desánimo, la soledad y la pena con los ropajes de la risa [...] Hace mucho frío, tengo los pies ateridos. Me echo el aliento en los dedos agarrotados. Entinto la pluma y empiezo a escribir en este lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios