www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Virginie Despentes: Apocalipsis bebé

domingo 20 de noviembre de 2022, 18:41h
Virginie Despentes: Apocalipsis bebé

Traducción de Robert Juan-Cantavella. Random House. Barcelona, 2022. 312 páginas. 21,90 €. Libro electrónico: 10,99 €. De la polémica escritora francesa, que a nadie deja indiferente, nos llega un “thriller” satírico, con el que obtuvo el Premio Prix Renaudot. Por Adrián Sanmartín

“Desde que trabajo aquí, estoy harta de que me tengan encasillada en vigilancia de adolescentes. No Hay chavalillo que pueda fumarse un porro tranquillo sin que yo personalmente me pegue a su culo. El primer año, nunca seguí a uno que no tuviera al menos quince años [...] No puedo decir quw deteste lo que hago, pero trucar el móvil de todos esos mocosos no es ni glorioso ni excitante. Esta oportunidad de ampliar mi horizonte laboral debería alegrarme, lo que pasa es que no tengo ni la más remota idea de por dónde empezar”, quien así habla es Lucie Toledo, protagonista y voz narradora de Apocalipsis bebé, novela de Virginie Despentes (Nancy, Francia, 1969) aparecida en su país en 2010 y que ahora nos llega de la mano de Random House que ha ido publicando a la autora francesa.

Así cuenta en su catálogo con Fóllame; Perras sabias; Lo bueno de la verdad, Teen Spirit, Bye-Bye Blondie, la trilogía Vernon Subutex y su ensayo Teoría King Kong, mezcla de autobiografía y manifiesto donde cuenta buena parte de su vida, ideas e intereses, marcadas por el feminismo y la defensa del empoderamiento de las mujeres. No se deja nada en el tintero, ni su violación a los diecisiete años cuando hacía autostop, ni su trabajo como prostituta durante dos años, ni su afición a la bebida, que consiguió dejar...

Con Apocalipsis bebé obtuvo el Prix Renaudot y la afianzó como una escritora que a nadie deja indiferente y que en resultar polémica no tiene nada que envidiar a su compatriota el enfant terrible Michel Houellebecq. En Apocalipsis bebé la rutinaria labor que lleva a cabo Lucie Toledo se ve sacudida por la desaparición de una de las adolescentes a quienes vigilaba: Valentine, problemática jovencita de familia acomodada, hija de un escritor de renombre y abandonada por su madre nada más nacer.

Su abuela, la elegante Jacqueline Galtan, sospecha que Valentine no lleva una vida precisamente ejemplar ni se mueve por los ambientes y círculos adecuados. Por eso contrató los servicios de una singular agencia de detectives regentada por un no menos singular responsable. Al desparecer su nieta pone el grito en el cielo y les lanza un ultimátum: “Ofrezco una recompensa de cinco mil euros si me la devuelven en quince días. Por el contrario, si no consiguen ningún resultado, les haré vivir un calvario. Tenemos nuestros contactos, nosotros, y me atrevería a decir que una agencia como la suya no querrá pasar por toda una serie de inspecciones digamos... desagradables. Por no hablar de la mala publicidad”.

Con el tiempo tasado, Lucie Toledo empieza la tarea de la búsqueda, con la ayuda de un peculiar personaje, una lesbiana que tampoco hace ascos a los hombres, apodada “la Hiena”, especializada en encontrar a desaparecidos y sobre la que circulan un sinfín de leyendas, a cual más pintoresca. Lucie Toledo y “la Hiena”, en sus pesquisas, nos adentran en un submundo con diferentes personajes cuyas vidas se entrecruzan en los dos escenarios en los que se ambienta la novela: París y Barcelona, ciudad en la que durante un tiempo vivió la propia Virginie Despentes.

Con un final sorprendente, Apocalipsis bebé cabalga entre elementos de thriller, pero anclado en una gran carga satírica, y una recusación de la sociedad contemporánea y sus mil y un laberintos. Como una suerte de Balzac de hoy, en clave feminista y con un punto provocador, Virginie Despentes, poseedora de un estilo potente, lleva a cabo una radiografía de la sociedad francesa explorando sus contradicciones y miserias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+
0 comentarios