www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN CATALUÑA HAY CIUDADANOS PRIVADOS DE DERECHOS

lunes 28 de noviembre de 2022, 12:40h
Al referirse a las sentencias judiciales sobre aspectos relevantes de Cataluña, Félix Ovejero...

Al referirse a las sentencias judiciales sobre aspectos relevantes de Cataluña, Félix Ovejero, en su gran artículo de El Mundo, Nada por aquí, nada por allá, escribe: “Los socialistas habían acordado el incumplimiento de la ley y de las sentencias judiciales. Sánchez despreciaba los derechos de los catalanes, que es lo mismo que despreciar los derechos de los españoles. Para que se entienda: combatía la igualdad entre los ciudadanos. Porque en Cataluña se está violentando la igualdad. En España hay unos ciudadanos a los que se priva de derechos. Como si fueran extranjeros”.

Con ejemplos irrechazables, Félix Ovejero demuestra la atrocidad de que en una región española, un sector cualificado de ciudadanos sean tratados como si pertenecieran a otra nación. Se ha llegado hasta catalanizar muchos nombres y apellidos de las 4.749 víctimas de la guerra incivil, nacidas y residentes en Barcelona.

Ante el delito, el gobernante serio mantiene o incrementa las penas. En favor del secesionismo catalán, el sanchismo establece, según Félix Ovejero, la impunidad, especialmente cuando se cambia la ley. Y en controversias menores, desaparecen del gran debate nacional cuestiones de verdadera importancia: el incumplimiento de la Constitución durante la epidemia, el uso patrimonial de las instituciones, la convocatoria de manifestaciones contra los resultados electorales en Andalucía y tantos otros asuntos borrados del ejercicio democrático en España.

El socialcomunismo, el Frente Popular, parece dispuesto a saltarse la ley para permanecer en el machito y, si eso no fuera posible, porque resulta difícil aunque no imposible hacer trampas en las urnas, entonces se desenfrena el gasto público, que es la fórmula, explica Félix Ovejero, “del pan para hoy y hambre para mañana: en román paladino, el que venga atrás que arree”. Que arree porque, entre otras cosas, le espera con la guadaña en ristre una deuda pública que se ha encaramado ya por encima del billón y medio de euros.