www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Sánchez tiene la desfachatez de celebrar el Día de la Constitución

EL IMPARCIAL
lunes 05 de diciembre de 2022, 09:52h

Bildu y ERC se han convertido en los más fieles aliados de Pedro Sánchez. Sin sus escaños, el Gobierno de coalición no habría podido sacar adelante la mayoría de las propuestas legislativas que han sido aprobadas en el Congreso. Pero ambos partidos han obtenido a cambio suculentas contrapartidas como el traslado de presos etarras al País Vasco o la modificación del delito de sedición.

Y es que Otegui y Rufián tienen tanto interés como el PSOE en que Pedro Sánchez permanezca en La Moncloa. Los dirigentes de Bildu y ERC, sin embargo, disfrutan burlándose del presidente del Gobierno. El dirigente proetarra se ha jactado de que Sánchez gobierna España con quienes quieren romperla y el secesionista catalán ha puesto al presidente en evidencia al declarar que ERC ha logrado la rebaja del delito de sedición a cambio de sus escaños para aprobar los Presupuestos. Naturalmente, el presidente no ha desmentido ni a uno ni a otro.

Y así gobierna Pedro Sánchez. Cede a todo y a todos los que pueden ayudarle a permanecer en el poder. Da igual que tenga que saltarse la letra y el espíritu de la Constitución, cuyo aniversario tiene la desfachatez de celebrar. Para el presidente del Gobierno, la Carta Magna viene a ser un estorbo que sortea sin pudor.

Pero como hemos denunciado en El Imparcial, los separatistas siguen empeñados en independizarse de España y ahora exigen su “derecho” a celebrar un referéndum de autodeterminación. Y no hay que descartar que este Gobierno busque alguna triquiñuela para que los catalanes puedan votar y, de paso, terminar de desguazar la Constitución. Tiempo al tiempo.

La rebaja del delito de sedición de 15 a 5 años no tiene precedentes en los países democráticos. La modificación convierte un delito que busca romper España con una pena menor y ridícula y anima a los secesionistas a volver a la carga. Pues la modificación legal supone que la declaración unilateral de independencia que aprobaron los sediciosos en el Parlamento catalán y las algaradas posteriores se conviertan en un mero acto de “alteración del orden público”. Una simple gamberrada. Casi una broma.

En efecto, la indigna decisión de Pedro Sánchez le mantendrá en Moncloa hasta el final de la legislatura. Pero es evidente que la inmensa mayoría de españoles desprecia esta modificación del código penal, al igual que rechazó, como reflejan todas las encuestas, el indulto a los que intentaron romper España con su amago de “referéndum de autodeterminación”. Pedro Sánchez, en efecto, tiene la desfachatez de celebrar el Día de la Constitución, de esa Constitución que incumple a diario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (22)    No(0)

+
5 comentarios