www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Pedro Castillo, el dictador comunista que intentaba perpetuarse en el poder

EL IMPARCIAL
jueves 08 de diciembre de 2022, 09:51h

La maniobra a la desesperada de Pedro Castillo para amarrar el poder en Perú es el último ejemplo del totalitarismo antidemocrático comunista. El ya ex presidente disolvió el Congreso y anunció la formación de un “Gobierno de excepción” para evitar ser destituido en la moción de censura que estaba a punto de votarse en el Parlamento. Pero fracasó en apenas dos horas. La Fiscalía, el Ejército, la Policía, incluso muchos de sus ministros, rechazaron la burda maniobra del autogolpe de Estado. Al verse derrotado, intentó huir, pero fue detenido y encarcelado de inmediato. Y triunfó el Estado de Derecho.

Pedro Castillo no es más que un torpe seguidor de los dictadores iberoamericanos como Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Díaz Canel, arropados por los populistas de izquierdas como el presidente de México, que ya se había ofrecido a acogerle antes de que fuera detenido.

El comunismo puro y duro, antidemocrático y totalitario, se extiende por Iberoamérica dejando el rastro de la miseria, la corrupción y la injusticia. Los presidentes de países como Venezuela y Nicaragua, por ejemplo, se han enrocado en el poder al manipular las urnas y encarcelar a los dirigentes de la Oposición cuando se convocan las elecciones. Y en Cuba ni siquiera se celebran. Por fortuna, el Estado de Derecho peruano ha destituido y detenido a Pedro Castillo antes de que pudiera imitar este “modus operandi” para perpetuarse en el poder.

Resulta inquietante que en pleno siglo XXI rebroten el comunismo y, aunque menos, también el fascismo, las dos ideologías que asolaron el mundo en el siglo XX. Los países democráticos de todo el mundo deberían enfrentarse a los nuevos dictadores en lugar de mirar para otro lado. No se puede defender, como hace Podemos en España, a Cristina Kirchner cuando es condenada por incontables casos de corrupción. Hay que esperar, que después del intento antidemocrático de Castillo, el partido morado que sostiene al Gobierno de coalición no recurra a culpar a “las élites económicas y a los jueces fascistas” para justificar el intento de quebrantar el orden constitucional del ya ex presidente de Perú. También se espera la reacción de Pedro Sánchez que felicitó efusivamente a Castillo cuando ganó las elecciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(1)

+
3 comentarios