www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

845 delegados

El voto hispano empuja a Hillary Clinton a la Casa Blanca

martes 05 de febrero de 2008, 00:47h
Retirados Giuliani y Edwards, el Partido Demócrata se debate entre Obama y Clinton mientras que el Republicano duda entre Romney o McCain. Las estimaciones de voto indican que de cara al “supermartes” los mejor colocados son Clinton y McCain aunque, como ha ocurrido en las últimas primarias, no pueden descartase sorpresas que den la vuelta a estos cálculos sociológicos.

Si la ciencia del comportamiento político fuese matemática, como lo es el resultado de sumar uno más uno, tendríamos que dar por ganadores a la senadora Clinton y al senador McCain. Las encuestas a nivel nacional son elocuentes en este sentido: la diferencia es de casi 19 puntos en el caso de los republicanos y de 5 en el de los demócratas. Diferencias que parecen insalvables aunque a tenor de los últimos acontecimientos no podemos despreciar un cambio de última hora en las preferencias de los electores. En California, por ejemplo, las últimas encuestas muestran un estrecho margen de dos puntos entre Romney y McCain. Mientras que en el caso demócrata algunas encuestan predicen un empate técnico en algunos estados. El resultado de esta noche puede inclinarse finalmente a favor de uno o de otro indistintamente.





El sueño de Barack
El joven senador por Illinois ha resultado ser el gran descubrimiento de las elecciones americanas. Inédito en el arte de gobernar, sus discursos vibrantes e ilusionantes han hecho que parte de los demócratas se interesasen por un cambio posible –su lema de campaña- haciendo temblar a la que aparecía como vencedora segura, Hillary Clinton. Una campaña espectacular en el contenido y las formas que ha apelado a las bases del partido sin atender a la cúpula del partido. Una estrategia que ha despertado entre la gente sencilla la posibilidad de un cambio real tras las dinastías de Washington. Obama también ha conseguido recabar apoyos tan dispares como los de la familia Kennedy –incluyendo a Mary Shriver, casada con Arnold Schwarzenegger y actual gobernador republicano de California- o el de la estrella de la pequeña pantalla, Ophra Winfrey. Beligerante desde sus inicios con la Guerra de Irak, ha demostrado un discurso más coherente que su principal rival; aunque su falta de experiencia podría resultar fatal frente a una Hillary Clinton que aparece segura de sí misma y dispuesta a gobernar desde el primer día. Un hecho muy relevante y que podría calar entre los prudentes electores americanos poco acostumbrados a los experimentos políticos.


Clinton y Obama, mano a mano
En el último gran debate celebrado antes del “supermartes” los dos candidatos demócratas aparecieron distendidos y evitando el enfrentamiento directo contra el otro. Una imagen muy diferente a la ofrecida por los republicanos que mantuvieron un áspero enfrentamiento en el que no faltaron golpes bajos y acusaciones injuriosas. El favorito McCain fue la diana de sus adversarios, y compañeros de partido, al ser presentado como un traidor a la causa republicana por votar contra los recortes de impuestos de la administración Bush, aprobar impuestos ecológicos sobre el carburante y haber sido favorable a una amnistía de los inmigrantes ilegales que residen en EEUU. Una actitud que se contrapone al debate demócrata que transcurrió entre sonrisas y complicidades.

Tras estos acontecimientos ya empiezan a elevarse voces entre simpatizantes y analistas de diferentes orientaciones políticas, sobre la conveniencia de un ticket electoral formado por Hillary y Obama. La duda se encontraría en quién de los dos debería ocupar la candidatura a la presidencia y quién a la vicepresidencia. Es difícil que dos monstruos políticos con ellos admitan conservar a su máximo competidor a sus espaldas. Pero las voces son cada vez más y se escuchan más alto, una candidatura así resultaría casi imbatible.




Un ejemplo democrático para el Mundo
A pesar de la utilización de la raza por parte de los Clinton para desacreditar al senador Obama como el candidato de los “negros” estas elecciones suponen un ejemplo para la comunidad internacional. En caso de que Hillary Clinton obtenga la nominación, se criticará a EEUU por discriminar a la comunidad afroamericana. Y en caso de que Obama sea el elegido, se alzarán las voces que asegurarán que la discriminación de género es, incluso, más poderosa que la racial. La realidad es que ambos candidatos han llegado a lo más alto de su partido por sus propios méritos y uno de los dos encabezará la candidatura demócrata a la presidencia de EEUU, el cargo político y militar –recordemos que el presidente es, además, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas- más poderosos e influyente del planeta. Aunque sólo sea por esta vez, el sueño americano, puede hacerse realidad y debería hacer reflexionar a las democracias que, como la española, no tienen un sistema de selección de candidatos tan intenso y exhaustivo provocando el gobierno de los mediocres en lugar del, tan deseable, gobierno de los mejores.




La oportunidad de McCain
Entre los republicanos el más beneficiado de la salida de la campaña de Giuliani y Thompson ha sido el senador McCain. Este veterano de la guerra de Vietnam representa el ala moderada del partido y es conocido por haber llegado a acuerdos con miembros del partido demócrata que le han ocasionado no pocas críticas de sus colegas republicanos. A su historial de votaciones junto a los demócratas hay que añadir el apoyo público que recibió al comienzo de las primarias por parte del senador independiente Joe Lieberman, quién ocupó la candidatura a la vicepresidencia de EEUU acompañando a Al Gore en las elecciones de 2000. John McCain es, seguramente, el candidato que mayores apoyos públicos ha recibido, al de Giuliani hay que añadir, por citar sólo alguno de los más relevantes, el de el gobernador de Florida Charlie Crist, el de Mel Martinez, senador por Florida, y el del mediático governator Schwarzenegger. Aunque el aparato del partido tenga en mejor consideración a Rommney, esta retahíla de apoyos, públicos y explícitos, suponen un gran empuje propagandístico que dan notoriedad a McCain y le hacen ganar enteros frente a sus adversarios de cara al “supermartes”.

La permanencia de Micke Huckabee en las primarias republicanas también favorece al veterano senador. El voto más conservador, más aferrado a los principios morales, queda disperso de esta forma entre este pastor baptista y Mitt Romney, ex gobernador de Massachusetts. Este no es un detalle menor si tenemos en cuenta que la estrategia electoral de Bush consistió en la movilización del llamado “voto religioso” que tanto peso tiene entre los electores republicanos. Con este voto dividido, John McCain aglomera a otros sectores del republicanismo que buscan un referente capaz de liderar la lucha contra el Terrorismo y que se han sentido decepcionados tras los gobiernos de George W. Bush.




Debido a su edad -71 años- y su candidatura fracasada de 2000, estas elecciones podrían ser la última oportunidad que tendrá el senador McCain para conseguir la nominación de su partido y llegar a ocupar el Despacho Oval. En caso de obtenerla, su candidatura podría movilizar a los conservadores que ya no confían en Bush y el voto de los independientes que valorarían positivamente su capacidad de acuerdo y entendimiento con el partido demócrata. Una candidatura que desactivaría gran parte de las críticas de los candidatos demócratas.

¿Hay vida después del “supermartes”?
A pesar del gran número de delegados que se elegirán en estas primarias, ninguno de los candidatos demócratas podría superar el mínimo necesario para obtener la nominación por parte de su partido. Esto se debe a que el sistema de voto de los republicanos es mayoritario –se basa en la regla de “todo para el vencedor”- mientras que el reparto de los delegados demócratas es proporcional. En este caso la incógnita tardaría algunos días más en resolverse, en lo que lleva camino de convertirse en una de las carreras presidenciales más competitivas e interesantes de las últimas décadas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.